Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Anna Gabriel, exdiputada de la CUP / EUROPA PRESS

Anna Gabriel se gana un adversario inesperado por volver de Suiza

El movimiento independentista Meridiana Resisteix carga contra la exdiputada de la CUP por regresar y buscarse "una solución individual a su exilio"

2 min

La exdiputada de la CUP Anna Gabriel se ha encontrado con un adversario inesperado a su regreso de Suiza para ponerse a disposición de la justicia. Se trata de Meridiana Resisteix, la plataforma independentista promotora de los cortes de tráfico en la avenida Meridiana de Barcelona contra la sentencia del procés, que le reprocha a la cupaire que vuelva y se busque "una solución individual a su exilio".

Gabriel, portavoz de la CUP en el Parlament en la legislatura del 1-O y huida a Suiza en 2018, se presentó el pasado martes en el Tribunal Supremo para regularizar su situación y el magistrado Pablo Llarena decidió dejarla en libertad y citarla a declarar próximamente.

Decepcionados

Ahora, Meridiana Resisteix le echa en cara la "iniciativa política que ha tomado", que califica de decepcionante, porque "la coherencia y la solidaridad, en una causa colectiva como la del 1-O, han de prevalecer siempre". No obstante, la plataforma asume que "todo el mundo es libre de actuar por sus intereses", aunque hubiera agradecido unas explicaciones de Gabriel.

Según los promotores de los cortes en la Meridiana, en este caso ha prevalecido el "interés en encontrar una solución individual en una lucha colectiva", lo que "legitima al Estado opresor y a sus verdugos", en sus palabras, además de "desmigajar la lucha en el exilio y dar una imagen internacional de normalidad democrática en un Estado con 4.900 personas represaliadas", según sus cálculos.

"Nos duele"

Para la entidad, que reivindica la "libertad de todas las represaliadas y exiliadas" por el proceso independentista, esta situación "sorprende más en el caso de Anna Gabriel, una referente de la desobediencia y de la lucha antifascista".

"Nos duelen estas iniciativas que no entendemos y a espaldas de los esfuerzos de mucha gente", añade el comunicado, que apuesta por la "unidad de acción".