Menú Buscar
Eudald Calvo, alcalde de Argentona de la CUP / EFE

Un alcalde de la CUP reconoce haber abusado sexualmente de una mujer

Eudald Calvo, munícipe de Argentona, reconoce sus "actitudes machistas y sexistas" y pide disculpas a la víctima, que relató los hechos desde una cuenta de Twitter

5 min

El alcalde de Argentona (Barcelona), Eudald Calvo, de la CUP, ha pedido disculpas este martes por haber abusado sexualmente hasta tres veces de una joven que era entonces amiga de su pareja sentimental y que lo había denunciado en Twitter a través de una cuenta anónima.

En un mensaje en la misma red social, Calvo, que ostenta la alcaldía de su localidad desde 2015, ha reconocido los hechos, ha pedido públicamente disculpas "sinceras y honestas" y ha asegurado que le "toca reflexionar mucho y trabajar para cambiar".

Confesión

"El lunes aparecieron en las redes sociales algunas acusaciones contra mí por haber tenido actitudes machistas y sexistas hace unos años. Actitudes que no justificaré ni discutiré porque no creo que ahora sea lo más relevante, no me perderé en los detalles. Esto quiere ser una disculpa", empieza afirmando el alcalde cupero en un hilo de tres mensajes en su perfil de Twitter.

Pide perdón

"Son unas disculpas sinceras y honestas. Ahora me toca reflexionar mucho y trabajar mucho para cambiar. Es preciso erradicar el machismo de la sociedad y yo no he sido consecuente. Pero quiero cambiar a mejor. Siento el perjuicio que haya podido causar", añade Calvo en su escrito, en el que también reclama "erradicar el machismo de la sociedad" y reconoce no haber "sido consecuente".

Acusaciones

El alcalde de Argentona se ha expresado en estos términos después de que la víctima explicara desde la cuenta Sabesquiensoy --sin detallar cuándo sucedieron las agresiones-- que Calvo la manoseó y le tocó los pechos en varias ocasiones, tras lo cual, en lugar de disculparse, se rió de ella y volvió a hacerlo.

De acuerdo con el relato, la primera agresión se produjo en una manifestación, en la que el alcalde cupero le pegó un adhesivo en los pechos y se los "apretó" sin pedir permiso.

"Yo estaba tan perpleja que tardé unos segundos en reaccionar, durante los cuales me sonrió lascivamente", ha explicado la víctima, quien ha agregado que, acto seguido, Calvo se marchó "rápidamente sin dejar de reír".

Segundo asedio

La segunda agresión fue en fin de año, cuando el político y exvicepresidente segundo de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) se acercó a la víctima y le metió la mano por debajo de la camiseta y del sujetador.

"Me deshice como pude y lo miré con cara de odio. Otra vez, se rió y no dijo nada", ha continuado al indicar que Calvo previamente se había acercado "mucho" a ella "para que nadie más lo viera".

Intento de quitarle el bikini

El tercer asedio se produjo en una piscina a la que acudieron Calvo y la víctima con un grupo de gente y en cuya ocasión él trató de acercársele en diversas ocasiones mientras ella lo "evitaba".

No obstante, aprovechando un momento en el que la víctima estaba "distraída", Calvo intentó sin éxito deshacerle el nudo del bikini.

Pasado un tiempo y de acuerdo con el relato, la víctima confesó al alcalde cómo le habían hecho sentir sus actos, a lo que éste respondió "riéndose" de ella.