Menú Buscar
Imágenes del Delta del Ebro antes y después del temporal Gloria / CG

El abandono de las Terres de l’Ebre agrava los efectos del Gloria

El desastre en el Delta empeora la situación de despoblación y regresión económica debido a la ausencia de una política territorial efectiva por parte del Govern

9 min

Nunca el dicho “llueve sobre mojado” ha sido tan real. Lo ocurrido en el Delta de l'Ebre es la crónica de un desastre anunciado. Los estragos causados por el temporal Gloria abundan en la situación de abandono que sufre la zona, que forma parte de la llamada Cataluña vacía.

Hace meses que los expertos en despoblación y los habitantes de la zona advertían de la necesidad de plantear una lógica territorial. “El Delta de l'Ebre necesita una solución ahora y aquí, no puede esperar más, es necesario un plan de acción inmediato", aseguraba ayer el presidente catalán, Quim Torra, tras reunirse con los alcaldes de l’Ampolla y Deltebre, poblaciones afectadas. Llega tarde.

Torra comenta las consecuencias del temporal Gloria en el Delta del Ebro / EUROPA PRESS

Francisco Boya, presidente de la Asociación Española de Municipios de Montaña (EsMontañas), es una de las principales voces de este fenómeno. “La situación de despoblación que existe en esa zona no tiene una relación directa con el temporal, algo que sí ocurrió con el incendio registrado en Tarragona el verano pasado”, explica a Crónica Global. Sin embargo, “sí es cierto que esta catástrofe no ayuda a la retención de habitantes, especialmente los más jóvenes”.

Advierte desde hace tiempo de que “en Cataluña hay espacios como el Pirineo o las Terres de l'Ebre donde las instituciones tienen que reaccionar para poner freno a la despoblación y plantear una lógica territorial”. En Cataluña, añade, siempre ha habido un discurso identitario que luego no se traduce en dar respuestas a ese reto democrático.

Delta del Ebro durante el temporal Gloria / TWITTER

Hace un año, la Cátedra de Economía Local y Regional de la Universitat Rovira i Virgili (URV) daba la voz de alarma sobre la situación de estancamiento y regresión demográfica en la que se encuentra la zona sur de Cataluña en el estudio La despoblación rural en las Terres de l’Ebre: un asunto de política económica territorial, elaborado por Josep Maria Piñol y Juan Antonio Duro. Los autores incluían datos de Idescat sobre la pérdida de 10.776 residentes entre 2011 y 2016, el 5,62% de la población. “Es un problema de país”, advertían, tras citar la realidad de localidades como Caseres, Bot, Godall, Riba-Roja d’Ebre o Benifallet como las más afectadas.

Recortes no revertidos y leyes no aprobadas

La Generalitat no ha revertido todavía los recortes en la llamada Cataluña vacía, donde el 60% de los municipios de menos de 1.000 habitantes ha perdido población entre 2008 y 2015. La merma en el padrón se concentra especialmente en las Terres d’Ebre, Lleida y el Pirineo. Desde 2010, la inversión en estas zonas se ha reducido en un 86%. Según los datos proporcionados por la Consejería de Territorio, las aportaciones de la Generalitat a los consorcios dedicados a la gestión de los espacios naturales protegidos han caído de los 2,1 millones de 2010 a los 1,05 millones de 2018. Asimismo, los espacios naturales protegidos recibían hace nueve años un total de nueve millones de euros, mientras que en 2018, la cifra bajó a 8,4 millones.

En 2017, el Govern creó una Comisión interdepartamental a instancias del Parlament con la finalidad de luchar contra el desequilibrio territorial. El trabajo que ha realizado hasta la fecha aún no se ha traducido en medidas concretas. La ley de ordenación del litoral, una de las grandes promesas de Torra en materia de cohesión territorial y mundo rural, está en fase de tramitación parlamentaria; y todavía no han visto la luz los proyectos de ley de Territorio y de Montaña. Unió de Pagesos asegura que la protección del Delta, en efecto y tal como afirma Torra, "no puede esperar más" y critica la falta de actuaciones de protección en la zona, así como la falta de consenso de los últimos años para impulsar medidas que permitan preservar este espacio.
 

Inversión de la Generalitat en los espacios naturales de protección especial
Convocatoria (año) Presupuesto otorgado
2010 2.002.877,40€
2013 1.904.832,48€
2014 1.702.545,92€
2017 1.248.363,19€

Los territorios rurales representan el 88% de la superficie total de Cataluña, el 34% de la población catalana y el 79% del total de los municipios. 

Òscar Ordeig, diputado de PSC-Units, participa en los trabajos que realizan las agrupaciones territoriales del PSOE para combatir la despoblación. Las conclusiones serán enviadas a la nueva vicepresidencia de Transición Ecológica y Reto Demográfico, con Teresa Ribera al frente. Ordeig recuerda que “hace tiempo que hay problemas con la gestión del Delta y con las bahías. Se trata de un territorio abandonado y con una difícil gestión. La despoblación sí que tiene algo que ver con lo ocurrido con el temporal”.

La necesaria dinamización de las zonas rurales

En mayo, la Fundació Món Rural realizó un estudio demográfico en el que constaba la despoblación existente en Lleida y Tarragona. El envejecimiento de los habitantes, la baja movilidad, la reducción del censo y la falta de reclamo laboral, avisaba, marcarán el futuro de estas comarcas. Lamentablemente, la gestión también ha pasado factura a esta fundación, cuyo patronato aprobó su propia disolución. El personal y la actividad serán asumidos directamente por la Consejería de Agricultura de la Generalitat.

Este centro realizaba una importante labor de análisis de la Cataluña despoblada y elaboraba informes y propuestas para fomentar el retorno de los jóvenes al mundo rural o dinamizar económicamente esas regiones vacías, entre otras iniciativas. Sin embargo, tal como explicó este medio, el presupuesto de la FMR, sufragado por el Govern y en su mayoría destinado a personal, quedó reducido a la mitad. Sus cuentas venían lastradas por sobrecostes y dietas que se remontan al mandato de Unió Democràtica de Catalunya (UDC).

Densidad de población

Sirva de ejemplo de los desequilibrios territoriales la comparación entre el área metropolitana de Barcelona y las zonas costeras, con densidades de población que van desde los 711 habitantes por kilómetro cuadrado (h/km2) o los 125 h/km2 de Tarragona. Cifras que contrastan con las registradas en las zonas del interior, especialmente en las Tierras del Ebro o en el Pirineo, donde la densidad poblacional desciende a 54 h/km2 y 12 h/km2, de forma respectiva.

Despoblación: variación de población de Cataluña / CG

Despoblación: variación de población de Cataluña / CG

El Observatorio de la Ruralidad de Cataluña ha denunciado que esta situación de despoblación pone en peligro la supervivencia de pequeños municipios. Las mismas localidades que han recibido el impacto más directo de la tormenta Gloria.