'Yes, we can' capitalismo digital

Àurea Rodríguez bw
6 min

Una de las campañas más impresionantes de la historia fue la primera de Obama a la presidencia de los Estados Unidos en 2008. No solo supo conectar con las personas por su mensaje en positivo de que todo es posible (Yes, we can), sino por el uso de las redes y los tecnologías digitales para participar, crear una red de voluntarios, recoger aportaciones y por supuesto utilizar la inteligencia de datos, por eso contrató a uno de los directivos de Facebook para dirigir su plataforma (MyBO).

Obama escribía sus discursos al principio y, después, como presidente, los hacía suyos y para eso necesitas saber de qué hablas. Es un político líder hecho a sí mismo y por tanto lo del Do it yourself (házlo tu mismo) lo aplicaba en primera persona conectando con los valores y el inconsciente de lo que nos hace más humanos. Pronto los políticos con piloto automático que leen un guion podrán ser Siris políticos porque solo lo que nos haga humanos levantará pasiones que es la base de la política para que las personas te sigan.

Él es un hombre carismático, pero también fue un presidente technology friendly. Durante sus 2 mandatos (2009-2017), se mejoró el uso gubernamental de la tecnología (ahora Govtech), promovió la neutralidad de la red, incrementó la inversión en tecnologías limpias, creó los historiales médicos electrónicos y apostó por la fabricación avanzada con el Manufacturing USA. Entre sus apuestas principales, la investigación con células madre, las vacunas, la investigación sobre el cerebro, la medicina de precisión, el espacio, la ley de internet abierto, pero sobre todo su apuesta contra el cambio climático.

Después vino Trump, negacionista de la ciencia y de las vacunas y amigo de la tecnología de defensa, que se dio cuenta del poder de las tecnológicas y por eso fue un presidente no precisamente Silicon Valley friendly. Además, restringió el acceso de las tecnológicas chinas a EEUU y aquí empezó el invierno de los semiconductores que ha provocado ahora que todos queramos una fábrica de chips al lado porque las que tenemos están paradas por falta de chips. Trump se dio cuenta del poder creciente de ser todos dependientes de varias empresas tecnológicas (no gobiernos) en EEUU y Europa y del Gobierno Chino con su tecnoeconomía.

Obama ha estado este mes en el DES Show de Málaga con el lema "Reimaginar los negocios”, una de las ferias de tecnología que promete en nuestro país. Por supuesto, él era la atracción principal y fue un visto y no visto, pero su discurso impacta porque es de este tiempo, auténtico, positivo y sigue conectando con las personas en primera persona.

Obama dijo que había sido durante ocho años el hombre más poderoso del mundo pero, pese a ello, no pudo realizar todo lo que se propuso y así es la tecnología hoy en día. Tenemos tecnología y conocimientos capaces de realizar grandes cambios, pero en las manos erróneas, no se utilizan para el bien común. En este sentido, Obama también habló de la Inteligencia artificial y del gran impacto que supondrá. Unos días antes había estado en Dinamarca, justamente hablando de la organización democrática en la era digital.

Estamos digitalizando nuestras empresas, nuestras relaciones, pero sobre todo nuestras comunicaciones, vivimos un capitalismo tecnológico que nos hace dependientes no de países sino de empresas. Hoy en días los analistas hablan del invierno cripto o la deflación general pero lo que tenemos ahora es una crisis del capitalismo digital.

Piketty habla de la superación del neoliberalismo con un socialismo romántico, pero en lo que estamos es en el capitalismo digital si no sabemos utilizar las tecnologías para mejorar nuestras vidas y regularlas. Parece ser que la vieja Europa ha decidido desconectar literalmente y al final, más que con el pájaro de Twitter, acabaremos con palomas mensajeras que son muy sostenibles, no consumen energía rusa y ciberseguras porque no se pueden hackear ni controlar via GPS.

PD: En la era del humanismo tecnológico, cuidado con los tóxicos, trepas, troyanos y trolls, rodearos de sinergentes que siempre suman aptitudes, conocimiento, equipo y valores.

Artículos anteriores
¿Quién es... Àurea Rodríguez?
Àurea Rodríguez pila

Tiene amplia experiencia  en el mundo de la innovación, la tecnología y la empresa.