Menú Buscar

'Nuit debout': ¿el 15M francés?

Anna Clara Martínez
4 min

El vocablo 'indignación' se queda corto para calificar la reacción que ha suscitado entre los estudiantes y sindicatos el proyecto de reforma de la ley laboral impulsado por el gobierno socialista de Hollande. De hecho, este malestar no está pasando desapercibido en el seno de la sociedad francesa ni en los medios de comunicación. Las reacciones ya han traspasado las fronteras y la prensa de los países vecinos también se ha hecho eco de la cuestión.

París, Lyon y Nantes llenaron sus plazas y aprovecharon la ocasión para reivindicar una democracia participativa y denunciar el actual sistema democrático francés, tachándolo de "falsa democracia"

Todo ha comenzado, como ya adelantaba anteriormente, a raíz de la rotunda oposición a la reforma laboral, la conocida 'Ley El Khomri', que, de aprobarse conllevaría un abaratamiento del despido y un empeoramiento de las condiciones laborales y de inserción de los jóvenes al mercado laboral, entre otros. París, Lyon y Nantes llenaron sus plazas y aprovecharon la ocasión para reivindicar una democracia participativa y denunciar el actual sistema democrático francés, tachándolo de "falsa democracia". Los asistentes no sólo se congregaron el 31 de marzo, sino que han repetido hasta en tres ocasiones la concentración y no pretenden, ni mucho menos, que esto finalice. 'Convergences des luttes', un colectivo completamente apartidista, ha llevado la iniciativa y, una vez más, tal y como sucedió en el 15M o en la Primavera Árabe, las redes sociales han sido las encargadas de realizar el resto.

¿Estamos, pues, ante el 15M francés? Podría ser. Los propios manifestantes dicen estar inspirados y ver en todo ello un cierto aire a los indignados y al movimiento Occupacy. De hecho, están en lo cierto: asambleas, algunas tiendas de campaña, congregaciones en lugares públicos y el reclamo de una verdadera democracia, alejada de los partidos políticos tradicionales, son algunas de las similitudes.

Es más, ambos movimientos son impulsados por plataformas aparentemente apolíticas: 'Convergence des luttes', en el caso de Francia, y 'Democracia real ya!', en el caso de España. Asimismo, el detonante de los movimientos, es decir, la gota que colma el vaso y propicia su aparición en las calles, se debe a lo que es considerado como una mala actuación del gobierno. En 'Nuit debout' la indignación francesa ha sido propiciada por una reforma laboral proveniente de un gobierno progresista de la izquierda y, en el caso del 15M tuvo como uno de los detonantes la aprobación de la Ley Sinde. Y, como último paralelismo, tanto en el 15M como en 'Nuit debout', las redes sociales han desempeñado un papel vital en su difusión.

'Nuit debout' todavía es un embrión y se halla en periodo de gestación. Por tanto, es normal que todavía no se baraje el salto a la política

Sin embargo, existe una notoria e importante diferencia entre ambos: la fase en la que se encuentran. 'Nuit debout' todavía es un embrión y se halla en periodo de gestación. Por tanto, es normal que todavía no se baraje el salto a la política, la formación de ningún partido político o la irrupción del movimiento en las instituciones, tal y como sí sucedió en España con el surgimiento de partidos de izquierda como Podemos ya en el año 2014.

Así pues, vemos cómo Francia puede llegar a tener su 15M particular, pues hay indicios y similitudes que apuntan a una reproducción de lo ya vivido en España. No obstante, cabrá estar expectantes y ver si 'Nuit debout' tiene continuidad o, por el contrario, se estanca y queda reducido a la serie de manifestaciones.

Artículos anteriores
¿Quién es... Anna-Clara Martínez?
Anna Clara Martínez

Abogada y politóloga.