Menú Buscar

Eva Orúe: "Los jóvenes vuelven a tener un fetichismo por el libro"

La directora de la Feria de Madrid destaca las buenas cifras de ventas de las editoriales y reivindica las acciones para atraer a adolescentes a partir de 'instagramers' y 'youtubers'

Eva Orúe, directora de la Feria del libro de Madrid / ISABEL WAGEMANN
Eva Orúe, directora de la Feria del libro de Madrid / ISABEL WAGEMANN

Satisfacción. Enorme. Los números son muy buenos. Otra cosa será lo que pueda suceder a medio plazo, en función de la coyuntura internacional y del mantenimiento de una inflación alta, que comportará, en algún momento, un aumento del precio del libro. Pero hoy y ahora, Eva Orúe (Zaragoza, 1962) cree que el mundo de la edición puede decir que vuelve a la situación de 2019. La directora de la Feria del Libro de Madrid, que gestiona el Gremio de Librerías de Madrid, se agarra especialmente a un hecho: “Los jóvenes vuelven a tener un fetichismo por el libro, y, en general, la ciudadanía, la gente, que sigue apostando por el papel”.

Orúe, periodista, escritora y gestora cultural, que ha trabajado en prensa, radio y televisión, con cargos como corresponsal en Reino Unido, Francia y Rusia, considera que en esta edición la apuesta por los jóvenes ha sido oportuna. “Siempre han visitado la Feria colegios, pero esta vez la presencia de adolescentes ha sido notable, y de muchos jóvenes que se han sentido atraídos por ‘instragramers’ y ‘youtubers’. Las colas eran grandes, en paralelo al propio recinto de la Feria. Y creo que ha sido un acierto que estuvieran esos nuevos actores culturales, que pueden invitar en el futuro a esos jóvenes a lecturas más profundas”. 

Lo que señala Orúe es que esos jóvenes han recuperado “el fetichismo por el libro”, con una oferta muy variada, el manga y toda las variantes del cómic. La periodista recuerda, en conversación con Letra Global, que la Feria la protagonizan los editores, y que no solo hay narrativa. Hay libros de todo tipo, y la buena respuesta del público avala la apuesta de los organizadores de esta edición.

eva madrid1Sin título 2
Eva Orúe, directora de la Feria del Libro de Madrid / ISABEL WAGEMANN

La facturación ha sido alta, de 10,2 millones de euros, lo que supone un 2% más que en 2019. Las visitas han alcanzado los 3,1 millones, teniendo en cuenta que uno puede entrar y salir en muchas ocasiones durante la semana del Feria. Pero se trata de una presencia enorme de ciudadanos, más en el primer fin de semana que en el segundo, que demuestra “el enorme interés y la repercusión que tiene el papel impreso”, según Orúe. Lo que evidencia ese éxito es que en España “el libro electrónico está parado, aunque sí sube con fuerza el audiolibro, y las interpretaciones de libros, que acortados, versionados, se teatralizan en audio”.

Editoriales pequeñas compensadas

Esa facturación en la semana de la Feria del Libro de Madrid es la mitad de la que se alcanza en el día de Sant Jordi en Barcelona. Para los editores, Sant Jordi supone el 7,5% de toda la facturación del año. En el caso de Madrid, las ventas se reparten más durante el año. “En la Feria del Libro de Madrid muchas editoriales lo que quieren es mostarse, darse a conocer, además de cubrir gastos y ganar algo de dinero. Pero exhibir lo que tienen, para las más pequeñas, es realmente importante”, asegur Orúe, que señala cómo en esta edición, al no contar con una ‘isla’ con las novedades de las principales editoriales –ocurrió el año pasado a causa del Covid, para ganar distancias entre las distintas paradas— las editoriales pequeñas no se han sentido discriminadas y se han beneficiado como el conjunto de la enorme afluencia de público.

evamadrid3 2
Eva Orúe, directora de la Feria del Libro de Madrid / ISABEL WAGEMANN

 

Orúe recuerda que el coste de una caseta oscila entre los 1.700 euros y los 3.440 euros, y que la posición de cada una obedece a un sorteo dirigido. Todas se integran en el llamado paseo de los coches, en el Parque del Retiro, de 1,3 kilómetros.

¿Sombras? La directora de la Feria del Libro de Madrid asegura que algunas editoriales “no han podido aportar las últimas novedades”, por el precio del papel, que ha subido mucho en los últimos meses, o por cuestiones logísticas, de demora de las imprentas. El caso es que se perciben dificultades en el sector, como en otros ámbitos de la economía.

evamadrid2Sin título 2
Eva Orúe, directora de la Feria del Libro de Madrid / ISABEL WAGEMANN

Eva Orúe insiste en los jóvenes. “Es bueno leer en general, porque logra la concentración, porque te sumerge en una historia. Y no podemos imponer gustos literarios, la cuestión es cómo acercar a más gente a la lectura, y tengo claro que hay que incorporar esos nuevos fenómenos que arrastran a mucha gente, como instagramers o youtubers”.

¿Conclusión en 2022? Eva Orúe, que será la directora, por lo menos, durante dos ediciones más, en los dos próximos años, se atreve: “El papel goza de buena salud”.