El Dr Antonio de Lacy, número uno en extirpación de cáncer de recto

Desde 2011, la técnica TaTME se ha asentado en el sector como una de las más eficaces y ha conseguido reducir las infecciones y el uso de colostomías

Una foto de archivo de una operación de recto
24.07.2018 16:26 h.
3 min

El equipo del doctor Antonio De Lacy, Director del Instituto Quirúrgico Lacy, ubicado dentro de las instalaciones del Hospital Quirónsalud Barcelona, se ha consolidado como referente mundial en la innovadora técnica quirúrgica TaTME (Transanal Total Mesorectal Excision).

Se trata de una metodología que se viene aplicando desde 2011 para acabar con uno de los cánceres con mayor índice mortalidad hoy en día: el de colon. El equipo del doctor De Lacy ya ha realizado más de 500 intervenciones, superando así a todos los hospitales ubicados en Estados Unidos. Otro hito más en su trayectoria de referente mundial de cirugía gastrointestinal.                                                                       

Innovación nacional

El doctor mallorquín Antonio de Lacy desarrolló hace siete años esta técnica, con la que se extirpa el cáncer del recto por el ano. Una operación muy poco invasiva, con una recuperación mucho más rápida y en la que se reduce el riesgo de contraer infecciones.

Este método es complejo, pero ofrece muchas más ventajas comparado con los sistemas convencionales que suelen radicar en una operación abierta. El tiempo de ingreso en el hospital es menor y los pacientes pueden volver a retomar su vida cotidiana en plazos más cortos de tiempo, así como la no existencia de cicatrices post-operatorio.

Vida normal

Cuando se produce un cáncer de recto, los pacientes deben cambiar muchos de sus hábitos. Además, en la mayoría de casos si hace falta practicar una colostomía --colocar una bolsa en los intestinos para evitar que las heces ocupen el recto-- suele ser irreversible. Algo que no se necesita con el TaTME.

La oncología en general también se ha visto mejorada por esta técnica. Los análisis microscópicos del recto y el tumor extirpados mediante este sistema han demostrado resultados excelentes, sin necesidad de hacer pruebas alternativas. Además, se puede aplicar tanto en tumores benignos como malignos, y su empleo alcanza otras enfermedades como la inflamación intestinal, estenosis rectal, fístulas complejas, incontinencias de diversos tipos o la poliposis adenomatosa familiar.

¿Quiere hacer un comentario?