Palco

El globo de la Copa del Mundo, durante la ceremonia inaugural en Qatar 2022 / EFE

El globo de la Copa del Mundo, durante la ceremonia inaugural en Qatar 2022 / EFE

La bochornosa ceremonia de inauguración del Mundial de Qatar

La organización de la Copa del Mundo no ha estado a la altura de las expectativas

Ángel Álvarez

20.11.2022 17:16h Actualizado: 20.11.2022 17:17 h.

2 min

El día ha llegado. Finalmente comienza el Mundial de Qatar, después de celebrarse la inauguración en el Estadio Al Khor ante la expectación de millones de personas en todo el mundo. Sin embargo, el resultado ha terminado siendo bochornoso en muchos sentidos. La organización del país de Oriente Medio ha tratado de maquillar ciertos aspectos con la opulencia esperada, además de hacer uso de la parte nostálgica para elevar la emoción por una controversial competición.

El trato desigual

Como era de esperarse, el trato desigual hacia las mujeres sigue en la línea de siempre. Las artistas que se presentaron sobre el escenario de la ceremonia tuvieron que usar el característico velo que cubre casi por completo sus rostros, lo que demuestra que la mencionada nación continúa como una sociedad cerrada en ese tipo de derechos, a pesar de las promesas de las autoridades y la propia FIFA en que existirían cambios en este sentido.

Una hincha qatarí, usando el velo durante la inauguración del Mundial / EFE

Una hincha qatarí, usando el velo durante la inauguración del Mundial / EFE

Misma situación para las mujeres qataríes que asistieron al Estadio Al Khor para disfrutar de la inauguración, así como del primer compromiso que abre el torneo en cuestión. En casi todas las gradas pudo observarse esa desigualdad, siendo más grave si tomamos en cuenta que la hinchada masculina de Qatar no tiene que sufrir de esa situación.

La gran opulencia

Del mismo modo, los gastos para la ceremonia han sido exponenciales, con el objetivo de cumplir con unas expectativas que fueron generados en los días previos. Si bien el show de luces y la pirotecnia han sido destacadas, lo cierto es que no fue suficiente. La organización intentó limpiar su imagen con la invitación de un inesperado Morgan Freeman, que ha sido probablemente la celebridad más reconocida durante todo el espectáculo.

Otro de los invitados en la inauguración --y que no rechazo la oferta-- fue Jungkook. El cantante surcoreano, y que forma parte del famoso grupo BTS, fue el encargado de la parte musical en el estadio. Sin embargo, los bailarines que lo acompañaron, además del artista Fahad Al Kubaisi, no estuvieron a la altura. Desde desincronizaciones en la coreografía, hasta el evidente playback del otro músico.

Morgan Freeman, el invitado inesperado en la inauguración del Mundial de Qatar / EFE

Morgan Freeman, el invitado inesperado en la inauguración del Mundial de Qatar / EFE

La parte nostálgica

No todo ha sido negativo en el espectáculo de apertura de la cita mundialista. Uno de los puntos más positivos ha sido la utilización de las mascotas de los mundiales anteriores. De igual forma, los organizadores hicieron una mezcla musical con algunas de las mejores canciones mundialistas, destacando la de la Copa de la Vida (Francia 1998) de Ricky Martín y Waka Waka (Sudáfrica 2010) de Shakira, que decidió no formar parte de la inauguración como protesta ante la crisis humanitaria.

 
Hoy destacamos