Culemaníacos

La brutal euforia de Messi, tras ganar los cuartos de final del Mundial contra Países Bajos / EFE

La brutal euforia de Messi, tras ganar los cuartos de final del Mundial contra Países Bajos / EFE

Leo Messi, a dos partidos de sentarse en el Olimpo de Maradona

El astro argentino, en un gran nivel, ha vuelto a liderar a la selección albiceleste

Ángel Álvarez

10.12.2022 01:53h

3 min

La vida ha posicionado nuevamente a Lionel Messi en un punto en el que está cerca de lograr el objetivo más importante su carrera con Argentina: ganar la Copa del Mundo. El astro del fútbol se mantiene totalmente enfocado en lograr ese único título que redondearía una vitrina para la historia del deporte. A pesar de las dudas en los primeros encuentros, el elenco albiceleste está a tan solo dos partidos de esa meta, lo que implicaría que el capitán ya podría sentarse sin discusión alguna en el Olimpo, junto a Diego Armando Maradona.

Messi celebra su importante gol en la victoria de Argentina contra Países Bajos / EFE

Messi celebra su importante gol en la victoria de Argentina contra Países Bajos / EFE

La sombra del histórico jugador argentino ha perseguido en casi toda su carrera a La Pulga. Pero, a partir de su esfuerzo y liderazgo sobre el terreno de juego, ha logrado ser fundamental para ayudar a sus compañeros a entrar entre los cuatro mejores del Mundial de Qatar. Un hecho que no hay que pasar por debajo de la mesa, tomando en cuenta que la última vez que Argentina llegó a dicha instancia fue en la edición del 2014, cuando precisamente alcanzó el recordado subcampeonato.

El recuerdo del 2014

En aquel entonces, Messi se había topado con una oportunidad tremendo para hacerse con su primer gran título con la selección. Ese equipo en cuestión ya contaba con varias figuras importantes, como fue el caso de Ángel Di María, Gonzalo Higuaín, Javier Mascherano, Sergio Agüero o Ezequiel Lavezzi. Un conjunto plagado de mucha pólvora en ataque y con un carácter competitivo que les hizo superar cada una de las rondas de eliminatorias.

Sin embargo, el acierto de cara al arco no se dio en la disputada final contra Alemania. En dicho encuentro los futbolistas sudamericanos consiguieron ejecutar su plan de juego y tuvieron a su disposición las mejores ocasiones de gol, pero los fallos de Higuaín y Palacio negaron a la nación argentina de bordar su tercera estrella en la camiseta.

Messi, hudido tras la final del Mundial de 2014 / EFE

Messi, hudido tras la final del Mundial de 2014 / EFE

En esa noche el verdugo fue Mario Gotze, cuyo gol anuló psicológicamente al equipo albiceleste en las siguientes competiciones: la Copa América del 2015 y 2016, y el Mundial del 2018. Una serie de torneos en los que Argentina contaba con una plantilla para practicar un mejor fútbol, pero que apenas lo pudieron demostrar sobre el terreno de juego por un grave problema competitivo. Aunque todo cambio definitivamente a partir del 2021.

Messi lidera al nuevo equipo

Durante la disputa de la Copa América del 2021 se produce un hecho que cambia por completo el panorama en la bicampeona del mundo. La nueva generación da un paso adelante con Cristian Romero, Leandro Paredes, Gio Lo Celso, Lautaro Martín y Rodrigo de Paul como los principales abanderados de esa transformación que tanto necesitaba el equipo. La idea de Lionel Scaloni, de mezclar el talento en ataque con Messi como eje del juego, dio frutos y se consagraron en la final de dicha competición contra Brasil en su casa.

A partir de ese punto, Argentina demuestra un nivel de confianza que no se había visto en muchísimos años. El juego quizás no fue efectivo en todos los encuentros, pero la manera de encarar los enfrentamientos y el talento de los jugadores hacía posible que se pudiera considerar a este nuevo grupo, en el que se sumaron Enzo Fernández y Julián Álvarez, como posibles candidatos para hacerse con el trofeo de la cita mundialista de este año.

La última bala para Messi

Solo dos pasos extras separan a Messi de igualar a uno de los grandes ídolos de la historia del fútbol mundial. La figura de Maradona dentro de los Mundiales es casi una referencia absoluta, sobre todo por haber exhibido un rendimiento estratosférico en la edición de 1986. Desde entonces se ha esperado a que alguien pueda liderar al equipo para volver a saborear las mieles de la gloria.

Una foto de Leo Messi y Diego Maradona con la selección argentina / Twitter

Una foto de Leo Messi y Diego Maradona con la selección argentina / Twitter

La Pulga, a su modo, está consiguiendo ese objetivo. Aún con 35 años está dejando un montón de jugadas de altísimo nivel, sin dejar de lado los cuatro goles anotados en lo que llevamos de competición. El empuje de Messi y el gran factor competitivo del resto de sus compañeros los ha hecho llegar a las semifinales, en donde esperan enfrentarse a Croacia como paso previo a esa anhelada final. Puede que el destino todavía tenga reservada una última bala para el histórico delantero.

 
Hoy destacamos