Zulima, la chica que sufría acoso escolar y acabó suicidándose

Una foto de archivo de Zulima, la joven que acabó suicidándose

La joven se quitó la vida hace un mes en Tenerife tras ingerir grandes dosis de medicamentos recetados para su abuela

18.12.2017 18:55 h.
3 min

Hace casi un mes, Zulima, una joven de 16 años, se suicidó en Santa Cruz de Tenerife por culpa del acoso escolar constante que sufría desde hacía mucho tiempo por parte de sus compañeros de instituto. La menor decidió acabar con su vida tras ingerir grandes dosis de la medicación recetada para su abuela. Los hechos sucedieron el pasado 19 de noviembre, pero hasta la fecha el centro escolar no ha querido pronunciarse sobre el caso de Zulima. 

"Todo el mundo sabía la situación de ‘bullying’ que se vive en el colegio. Más en los últimos años. Pero aquí no se puede hablar", ha asegurado un joven que quiere mantener su anonimato. El mismo joven asegura que la muerte de la joven es en vano, porque para ellos es como si "nunca hubiera existido". La fallecida sufría una discapacidad física y debía llevar una prótesis ortopédica después de que tuvieran que amputarle una pierna. 

Para los profesores, la alumna se suicidó porque sufría anorexia, pero sus amigos más cercanos saben que no es así. "Desde el colegio acentúan que Zulima estaba 'malita', pero no es así. Es completamente falso" y aseguran que faltaba al colegio porque "porque le daba vergüenza ir a clase".

La gota que colmó el vaso sucedió cuando una compañera la ridiculizó en las redes sociales publicando una fotografía suya junto al texto "¿Te la follarías? Sí o no". La dirección del colegio solo sancionó con unos días de expulsión a la responsable porque la frase "no era respetuosa". La directora del colegio, la Hermana Carmen Teresa Vilar, ha asegurado que jamás supieron que sufría acoso, aunque aseguran que realizaban "un seguimiento muy cercano" de todo los alumnos. 

Sin embargo, una de las madres ha desvelado que el Pureza de María "no tiene nada buena fama con respecto al ‘bullying’ a pesar de ser de gente bien. Cuando se ha sospechado que ha habido un caso de acoso, e incluso ante la evidencia, desde la dirección siempre se ha optado por silenciarlo más que por sacarlo a la luz". "Hacen como que no hubiera existido Zulima, que nunca hubiera pasado por allí", recalca la misma fuente. Como es un colegio "bien", la fama ha seguido intacta, pero los acosadores ya tienen nuevas víctimas apuntan fuentes cercanas al centro.

¿Quiere hacer un comentario?