Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Vehículo de la Policía Nacional en el que trasladaron a los detenidos / EP

Siete jóvenes torturan a un hombre con discapacidad y le tatúan penes en la cara

Lo retuvieron durante dos días en los que lo quemaron, le cosieron los dedos de los pies y le pegaron la boca con pegamento, entre otras múltiples vejaciones físicas y psíquicas

4 min

La Policía Nacional ha detenido a siete personas, cuatro hombres y tres mujeres de entre 20 y 31 años, por retener y torturar durante dos días a un hombre con discapacidad. El suceso tuvo lugar el pasado fin de semana en Manacor, Mallorca, y los detenidos pasarán este martes a disposición judicial.

La víctima, que tiene 30 años y una discapacidad intelectual del 38%, acabó con dos penes tatuados en su cara, los dedos de los pies cosidos con hilo, la boca pegada con pegamento, las cejas rapadas y varias quemaduras por todo su cuerpo. Pero eso no fue todo, por lo que los arrestados se enfrentan a los delitos de detención ilegal, vejaciones y lesiones

La declaración de la víctima

Según el medio Última Hora, el joven convocó un casting a través de Milanuncios y Facebook para poner en marcha un juego de rol sexual con tintes de sadomasoquismo suave y travestismo. Varias personas contactaron con él, y finalmente decidió crear un grupo de WhatsApp con los que finalmente se convirtieron en sus agresores. Una vez pactaron el encuentro, la víctima acudió de forma voluntaria a la Plaza de España de Palma.

Allí les hizo firmar un contrato bajado de internet en el que se presentaba como productor y director de un concurso llamado Cambio de Look, en el que los participantes --según la descripción del contrato-- tenían que hacer pruebas de atrevimiento, sexuales y de sadomasoquismo suave a cambio de dinero. Las cantidades de los pagos iban desde los 500 euros a los 3.000 euros.

El 'juego' de los detenidos

Los siete arrestados aceptaron las condiciones y lo llevaron al domicilio de una de ellas. Allí lo retuvieron desde el viernes 5 de marzo al domingo 7, no sin antes vestirlo de mujer y obligarlo a entrar travestido a un supermercado para hacer la compra. También lo pasearon en coche completamente desnudo, entre otras múltiples vejaciones físicas y psíquicas.

En la vivienda, donde la víctima aseguro que estuvo secuestrado, los detenidos le tatuaron dos penes en la cara y alguno más por el cuerpo, al igual que el símbolo de Playboy, le cosieron los dedos de los pies y le pusieron pegamento en la boca. También le raparon las cejas para tatuárselas posteriormente.

La investigación sigue abierta

El joven logró contactar con unos amigos y pedirles ayuda el domingo, dos días después. Una vez conocieron la situación, se pusieron en contacto con el SAMU-061 y la Policía Nacional, quienes le liberaron y le trasladaron a dependencias policiales acompañado de un familiar. Allí denunció haber sido víctima de un secuestro y víctima de vejaciones durante más de 48 horas.

Los agentes de policía abrieron una investigación, y detuvieron a siete personas implicadas durante los dos días siguientes. La operación sigue abierta, y no se descarta el arresto de una posible octava persona que también habría participado en los hechos. Del mismo modo, los agentes tratan de esclarecer cómo fueron los hechos exactamente.