Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una fotografía de Marta del Castillo entre velas / EFE

Se cumplen 13 años sin Marta del Castillo

En este nuevo aniversario de la muerte de la joven, la familia se muestra esperanzada de que el informe pericial sobre el teléfono de Carcaño conduzca al hallazgo del cuerpo

3 min

El 24 de enero de 2009 es una fecha clave para la historia de España. Se cumplen 13 años desde el asesinato de Marta del Castillo. Más de una década en la que su familia ha luchado incansablemente para que se haga justicia y poder, por fin, llevarle un ramo de flores a los restos de su hija

Ahora, sin embargo, las esperanzas están puestas en los teléfonos móviles de Miguel Carcaño, el asesino de la joven, y del resto de implicados. El juez Álvaro Martín autorizó la realización de un informe pericial sobre sus móviles con la finalidad de tratar de reconstruir con una precisión máxima de hasta "ocho metros" los movimientos de los acusados. 

Los teléfonos móviles, fundamentales

En concreto, se trata de un antiguo teléfono de concha, un Motorola U9, que fue intervenido a Carcaño a su llegada a la cárcel de Sevilla-II. Él mismo autorizó la "revisión del móvil" para esclarecer la "verdad lo ocurrido". 

El perito judicial Manuel Huerta, encargado de revisar el caso, se encuentra revolviendo otra de las grandes incógnitas de la noche del suceso: los "apagones" de los teléfonos de los implicados en dos franjas horarias relacionadas directamente con el asesinato y las labores para hacer desaparecer el cuerpo. 

La versión de Miguel

Miguel Carcaño sigue reivindicando la veracidad de la séptima versión del crimen, aquella en la que incrimina a su hermano Javier Delgado, al que atribuye la muerte de la joven de varios golpes con la culata de una pistola. "Ya terminó hace muchos años el tiempo de mentir para encubrir a mi hermano. Yo sólo puedo relatar lo que realmente sé, del resto solamente mi hermano tiene las respuestas", asevera.

Con todo, la juez ha aceptado la declaración de Miguel Carcaño, ya que asevera que "tiene muchas de las claves de lo ocurrido". Un suceso que podría tener su fin cuando se resuelva el misterio de los teléfonos móviles.