Menú Buscar
Una foto de archivo del parásito que vivía en el pecho de la mujer receta

Sigue una receta milenaria y acaba con una lombriz en el pecho

La mujer ingirió ranas vivas para combatir los dolores corporales y acabó con una plaga de parásitos en su organismo

2 min

Unsa mujer de la localidad de Tongxiang, China, ha tenido que ser operada de urgencia para eliminar un bulto en el seno. Los médicos encontraron una lombriz solitaria en los senos de la mujer, de la especia Taenia Saginata, de 13 centímetros de largo. 

La mujer desconocía como había llegado semejante parásito allí, hasta que recordó una receta milenaria china que había llevado a cabo cinco años antes. Para evitar dolores corporales, la mujer había ingerido ranas vivas, algo que le provocó una infección parasitaria. 

Reacción corporal

El doctor Zhang Yun asegura: "Descubrí un objeto parecido a la cabeza de una lombriz en su pecho" y añade: "Intenté quitárselo y entonces extraje una lombriz solitaria de 13 centímetros de largo". La mujer ingirió los amfibios vivos para curarse de un reumatismo y uno de los requisitos de la receta milenaria era mantenerlo en secreto. 

A los pocos meses de comerse las ranas, la mujer, identificada como Yao, empezó a snetir dolores estomacales, pero no dijo nada a nadie. En un principio se le diagnosticó una obstrucción intestinal causada por parásitos, pero más tarde se pudo constatar que una de las larvas había crecido a un tamaño peligroso.

Actualmente, la mujer se recupera tras haberle sido extirpada la lombriz solitaria de su seno. Sin embargo, aún no se descarta la posibilidad de que Yao vuelva a sufrir nuevas manifestaciones de la misma afección ya que las larvas de ese tipo de parásito se esparcen por todo el cuerpo humano con facilidad, explica el doctor Yun.