Menú Buscar
Una foto de archivo de la Guardia Civil en una operación contra la pornografía infantil / EFE

Prisión para un fotógrafo por abusar de menores y someterlos a sesiones sexuales

El acusado se aprovechaba de su actividad profesional como fotógrafo para, a través de su conocimiento en redes sociales, acercarse a menores de edad que querían ser modelos

3 min

La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 45 años como presunto autor de un delito de abuso sexual a menores de edad, provocación sexual y corrupción de menores. Tras la puesta a disposición judicial del detenido, se ordenó su ingreso en prisión.

El acusado se aprovechaba de su actividad profesional como fotógrafo para, a través de su conocimiento en redes sociales, acercarse a menores de edad que querían ser modelos.

De esta forma, aprovechándose de las ganas de triunfar profesionalmente de los menores y bajo promesas de impulsar notoriamente sus carreras, realizaba fotografías de índole sexual a los mismos como medio para llegar a un acercamiento físico, logrando en varias ocasiones mantener relaciones sexuales con algunos de ellos.

Sesiones fotográficas gratuitas

De su modus operandi también formaba parte el hecho de regalar sesiones fotográficas gratuitas a algunos de los menores para que ellos buscaran a otros que se prestaran a participar en las mismas, para así aumentar el número de jóvenes que pudieran acceder a sus requerimientos sexuales.

Esta persona, muy conocida profesionalmente por su participación como fotógrafo en desfiles de moda de Tenerife, realizaba las supuestas sesiones fotográficas con los menores en parajes aislados de la zona norte de la isla y en alguna ocasión en habitaciones de hoteles localizados en Puerto de la Cruz.

Miles de fotos de contenido sexual

Tras la detención del acusado, la Guardia Civil registró su domicilio, en el que encontraron cientos de miles de archivos fotográficos de alto contenido sexual.

Los menores que aparecen en las imágenes incautadas por la policía tienen edades comprendidas entre los 11 y 17 años. Hasta el momento, la Guardia Civil ha logrado identificar a 13 víctimas, todos ellos varones, cuyos padres, madres o tutores legales han presentado las correspondientes denuncias por los hechos delicitivos.

En la segunda fase de esta operación, centrada en la obtención de nuevos testimonios, identificación de víctimas y análisis del material intervenido, los agentes de la Guardia Civil instruyeron diligencias en las que investigan a un joven de 19 años que en momentos puntuales, auxiliaba en sus actividades delictivas al presunto autor de los hechos, concretamente en sesiones fotográficas de desnudo integral de varios menores.