Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La Guardia Civil traslada al detenido hasta prisión / EP

Prisión por agredir a su expareja, robarle el bolso y pinchar las cuatro ruedas de su coche

Al parecer, el detenido la amenazó con una garrafa que estaba llena de combustible minutos antes de la agresión

3 min

El Juzgado de Instrucción número 1 de Pontevedra ha decretado el ingreso en prisión de un hombre, de 42 años de edad y vecino de la misma localidad, tras ser detenido por la Guardia Civil como presunto autor de los delitos de violencia de género, robo con violencia y lesiones graves a su expareja.

El detenido se presentó en casa de la víctima, en el municipio de Poio (Pontevedra), la madrugada del pasado viernes 25 de septiembre. Los agentes del instituto armado llegaron al lugar de los hechos al tener conocimiento de la agresión, avisados por los vecinos de la mujer.

Pudo amenazarla con gasolina

Un aviso al servicio de emergencias alertó de que un hombre se había presentado en el domicilio de su expareja y la había agredido gravemente en los exteriores, "a la que después le robó el bolso con todas sus pertenencias", según fuentes de la Guardia Civil.

Además, antes de la agresión y a pocos kilómetros del domicilio, el mismo individuo le había pinchado las cuatro ruedas del coche "y se acercó a ella con una garrafa de lo que podía ser combustible, amenazándola".

Trasladada a un hospital

Una patrulla del Puesto de la Guardia Civil de Pontevedra llegó al lugar de los hechos y se encontró ya con la ambulancia. Los sanitarios atendieron a la mujer mientras los agentes procedían a recabar información sobre el suceso. Finalmente, la víctima tuvo que ser trasladada a un centro hospitalario al sufrir lesiones "de carácter grave".

Por ello se procedió a la búsqueda y posterior detención del agresor, que fue conducido a dependencias oficiales para la instrucción de las diligencias. El arrestado "tiene un amplio historial relacionado con drogas", además de numerosos antecedentes policiales. El Juzgado de Instrucción número 1 de Pontevedra en funciones de guardia decretó su ingreso prisión​.