Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una foto de archivo de un tigre

Policías armados se enfrentan durante una hora a un tigre de peluche

Un vecino llamó a las autoridades para alertar de la presencia de un felino de grandes dimensiones dentro de su establo de vacas

2 min

Un hombre llamado Bruce Grubb de la localidad Aberdeenshire, Escocia, llamó de urgencia a la policía tras ver a un tigre de grandes dimensiones dentro de su establo de vacas. Tras el aviso, seis coches patrulla, incluido un equipo de respuesta armada, se trasladaron al lugar.

Los agentes permanecieron dentro de sus vehículos durante 45 minutos. Al llegar también vieron al felino dentro del establo y empezaron a debatir cómo someter al felino sin que nadie saliera herido. El tigre permaneció inmóvil todo el tiempo, algo que empezó a despertar las primeras sospechas del granjero. 

Todo una farsa

Ante la tranquilidad del animal, Grubb decidió acercarse con su camioneta hasta el establo. Cuando llegó descubrió que todo había sido una farsa. El inmenso tigre resultó ser un tigre de peluche. Grubb justificó su alarma: "No tenía ninguna duda de que era real, me asusté muchísimo. Estaba preocupado de que se fuera a comer todas mis vacas antes de que la policía lograra dispararle".

Inlcuso los primeros agentes en llegar pensaron lo mismo, y se negaron "a salir del patrullero o incluso a bajar las ventanillas". 

Por ahora se cree que el juguete fue colocado allí por unos bromistas. La policía, por su parte, ha señalado: "Se hicieron esfuerzos para verificar el avistamiento [de un tigre] lo antes posible, incluyendo el contacto con el parque zoológico más cercano, para asegurarse de que no tenían un fugitivo". "El incidente fue cerrado cuando los oficiales establecieron que no había ninguna amenaza para el público. Estimamos que fue una llamada falsa hecha con buena intención", concluyeron las fuentes oficiales.