Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un coche de la Policía Nacional / EP

"Ayuda": la nota de una niña permite hallar a su hermano muerto en un congelador

Un hombre, que se enfrenta a cargos de homicidio, asesina a su hijastro y secuestra a la madre durante tres meses

3 min

Brandon Toseland, de 35 años, ha sido detenido en Las Vegas, Estados Unidos, por asesinar a su hijastro de cuatro añosocultar su cuerpo en un congelador y secuestrar a la madre durante tres meses. Gracias a una nota escrita por la mujer, Dahsia Maldonado, y entregada por la hija mayor logró su libertad.

La progenitora ha denunciado que su novio la mantuvo secuestrada durante tres meses en su casa, que parecía una “fortaleza”, y que no pudo ver a su hijo de cuatro años, que fue encontrado muerto dentro de un congelador, informó el abogado de la víctima. Por los hechos está detenido Toseland quien se enfrenta a cargos de homicidio y secuestro.

Alerta

Maldonado y su hijo de cuatro años fueron encontrados en la casa el pasado martes, después de que la mujer lograra enviar una nota de alerta a través de su hija con la que supuestamente tenía contacto limitado.

La pequeña le pasó los escritos a su profesora en el colegio en las que la madre decía que estaba retenida contra su voluntad. Según el informe policial, los agentes recibieron una llamada del colegio el pasado martes. “Indicaron que una estudiante había mostrado una nota de su madre sugiriendo que estaba secuestrada”, apunta.

Captura de pantalla 2022 02 26 a las 11.44.00
El asesino del pequeño / TWITTER

Desaparición

En aquel momento, la madre solicitaba asistencia policial en su domicilio y aseguraba que temía por la vida de su hijo desaparecido, ya que en ese momento ella no sabía que el pequeño estaba fallecido en su vivienda.

Maldonado detalló a la policía que había sufrido abusos por parte de su novio, con quien vivía desde marzo de 2021, y que no había visto a su hijo, Mason Domínguez, desde el pasado 11 de diciembre de 2021.

Secuestro

La mujer confesó que el asesino le prohibió salir de la casa, asi como entrar al garaje, donde la policía encontró el cuerpo del pequeño dentro de un congelador. Maldonado vio a su hijo Mason por última vez en diciembre, cuando el niño enfermó.

Según el abogado, la cara era como una “fortaleza”. El agresor tenía cerraduras, alarmas en las ventanas, sensores de movimiento y otras protecciones de seguridad para evitar que Maldonado y sus hijos escaparan.