Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Personal sanitario suministrando una dosis de la vacuna / EP

Dos negacionistas se contagian de coronavirus y terminan con un trasplante de pulmón

Dos jóvenes que no quisieron vacunarse han sufrido las consecuencias más graves del virus

2 min

Los médicos ya alertaban de las graves consecuencias que puede tener no vacunarse contra el coronavirus. Aunque las patologías más complicadas suelen darse en personas mayores, los jóvenes no se libran de sus efectos. Ejemplo de ello son Blake Bargatze y Marcus Hartford, de Estados Unidos, que casi mueren por la enfermedad.

Ambos se declaraban como negacionistas, por lo que se negaron a suministrarse las dosis de la vacuna contra el covid. Sin embargo, el desenlace fue fatal para estos dos jóvenes. El primero tuvo que someterse a un trasplante de pulmón mientras que el segundo todavía continúa luchando con uno de ellos extirpado.

Campaña a favor de la vacunación

Las familias de ambos jóvenes han decidido explicar sus historias para concienciar a la población de las adversas consecuencias del virus y, sobre todo, para que se vacunen. “Simplemente no quiero que nadie más pase por esto. Es horrible. No vale la pena todo el dolor que te va a causar a ti y a tu familia”, se ha lamentado la madre de Bargatze.

El joven, de 24 años, se contagió en un concierto en un espacio cerrado de Florida. Por su parte, Hartford, un año mayor, se infectó en el restaurante en el que trabajaba como cocinero, solo una semana antes de que le tocase vacunarse.

Graves consecuencias

Ambos han estado hospitalizados desde abril y, como ninguno de los dos mejoraba, decidieron que lo mejor era prescindir de uno de sus pulmones. El tratamiento les está resultando largo y tedioso pero inician de esta manera una campaña a favor de la vacunación en la que ellos son el ejemplo idóneo.