Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de archivo de un pulpo / EP

Una mujer de 63 años muere tras atragantarse con un trozo de pulpo

Los empleados del bar atendieron a la víctima y le realizaron un masaje cardiopulmonar

2 min

Una mujer de 63 años murió este domingo en la localidad de Santomera (Murcia) tras atragantarse con un trozo de pulpo que estaba comiendo en un bar en la plaza de la Iglesia del pueblo.

Los empleados del bar atendieron a la víctima y le realizaron un masaje cardiopulmonar mientras llegaban los sanitarios de emergencias. Los médicos no pudieron hacer nada por ella y, cuando llegaron, ya había fallecido.

Muerte común

La muerte por atratagantamiento es común es España. En caso de que alguien cercano se asfixie con comida o un objeto, habrá que poner en práctica la maniobra de Heimlich.

Con esta acción, se abre una línea de respiración, obligando al aire a salir de los pulmones para crear tos artificial. Gracias a esa tos, el objeto o trozo de comida que obstruye las vías respiratorias será expulsado del cuerpo.

Maniobra de Heimlich

Para efectuar la maniobra de Heimlich, se debe situar detrás del afectado y rodear con las manos la cintura de la persona que presenta el atragantamiento. Se colocará un puño apretado por encima del ombligo y debajo de la caja torácica, y se sujetará el puño con la otra mano.

A continuación, se inclinará al afectado hacia delante y se realizarán compresiones entre cinco y diez veces hacia dentro y hacia arriba, con la fuerza suficiente para levantarlo del suelo, hasta conseguir la desobstrucción.