Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de archivo de una unidad del Summa / EP

Muere una mujer al ser confundida por el Summa con una enferma terminal: "Tenemos muchas llamadas"

Los servicios de emergencias no quisieron enviarle una ambulancia porque se encontraba en cuidados paliativos y ya se iba a morir

5 min

Una mujer ha fallecido en su casa en Vicálvaro (Madrid) tras no recibir la asistencia del Summa a tiempo. Su hija, Beatriz Sánchez, llamó a la ambulancia porque su madre no respiraba bien y perdía el conocimiento. Sin embargo, el médico la confundió con una enferma terminal y decidieron no enviarle ningún tipo de asistencia.

El Summa admitió que se pensaba que la llamada de Beatriz se trataba de la de una vecina que sí que se encontraba enferma terminal y en cuidados paliativos. Por tanto, cuando Beatriz les llamó por segunda vez pidiendo una ambulancia, decidieron que no era necesario enviársela

No querían enviarle una ambulancia

De hecho, incluso la regañaron por volver a llamar: "Señora, es que tenemos muchas llamadas, ¿vale? Pero una persona que está en situación terminal, en cuidados paliativos y que hace pausas de apnea, es que está falleciendo, señora". Sin embargo, ese no era el caso de su madre. 

Cuando aclararon que Carmen Ponce, la mujer que requería asistencia médica, no era la vecina que efectivamente se estaba muriendo, ya era demasiado tarde. Seis minutos después de la conversación de Beatriz con el Summa y 19 después de la primera llamada, los médicos llegaron a su casa y certificaron su muerte. 

Error irreparable

La mujer tilda de "imperdonable" la actitud de los servicios de emergencia. "Hablaba con ese médico y sentía que le estaba molestado, le estaba como pidiendo perdón porque mi madre se moría", explica Beatriz. 

La mujer de 72 años, con una válvula en el corazón pero en buen estado físico, falleció entonces por una negligencia. Es por eso que Sánchez ha pedido una reclamación de 72.000 euros por el error asumido por el Summa. Sin embargo, la mujer sostiene que el dinero es lo de menos: "Queremos justicia, que no te puedan tratar así, que no se cometan esos errores".

La conversación íntegra con el Summa

--Médico: Buenos días, soy el médico de urgencia.

--Beatriz Sánchez: Buenos días. Mire, ya he hablado con un compañero suyo...

--M: Conmigo, señora, conmigo.

--B: Es que ya venían de camino, pero es que mi madre no respira...

--M: Pues si no respira, señora, es que ha fallecido.

--B: No, no ha fallecido, se queda sin respirar y al ratito vuelve en sí...

--M: Vamos a ver, señora, con la información que usted me ha dado se le ha asignado un médico que todavía no está de camino, señora, ¿vale?

--B: Pues como tarde mucho se me va mi madre...

--M: Señora, es que su madre se está muriendo. Por lo que usted me ha contado, ¿vale?

--B: La verdad, da gusto con usted, me deja con una tranquilidad... ¡Pues si vienen rápido igual no se muere!

--M: Señora, es que tenemos muchas llamadas, ¿vale? Pero una persona que está en situación terminal, en [cuidados] paliativos y que hace pausas de apnea, es que está falleciendo, señora.

--B: Mi madre no está en paliativos ahora mismo...

--M: ¡Señora, me lo ha dicho usted! Paliativos de Asisa. ¡¿O me lo he inventado yo?!

--B: Eso es otra persona, es otra persona...

--M: Pues perdone, pero llama usted de la calle Calahorra, ¿verdad?

--B: Número 12. ¡Habrá otra persona con problemas respiratorios en esta calle! Y yo no he dicho que esté en paliativos.

--M: Señora, pero la información que usted me ha dado es «paciente con enfermedad terminal, en paliativos de Asisa»...

--B: ¡Que será otra persona, que mi madre no está en paliativos de Asisa!

--M: Pues perdone, señora, a lo mejor ha habido un error y estaríamos hablando de otra paciente... Le enviamos una UVI inmediatamente.