Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Agentes de la Policía Nacional /EP

Un menor de 13 años acaba en la uci tras ser golpeado por su padre por no ducharse

El hombre también fue denunciado y condenado a penas de prisión por delitos de violencia contra la mujer

3 min

Trágico suceso en Valencia. Un menor de 13 años ha permanecido ingresado en la unidad de cuidados intensivos durante cuatro días tras ser golpeado por su padre por no ducharse. El adolescente internó en la uci pediátrica del Hospital La Fe de Valencia con importantes daños craneales después de haber sido agredido por su progenitor.

El hombre, de 54 años, ha entrado en prisión provisional después de haber sido detenido por la Policía Nacional y puesto a disposición judicial. Según Caso Abierto, el pequeño podría haber visto afectado el habla por daños neurológicos tras los presuntos malos tratos.

La agresión

Según el padre, sí que se produjo la agresión, como él mismo reconoció a los trabajadores del hospital, pero alegó que empujó a su hijo y éste se golpeó con una madera. Una versión mucho más suavizada de lo que apuntaban el resto de indicios, ya que el joven contaba con tres fracturas en el cráneo incompatibles con esos hechos relatados por el progenitor. 

La agresión ocurrió el pasado 27 de abril, cuando el menor permanecía en casa de su progenitor, ya que los padres están separados desde hace más de 10 años. La mujer denunció al agresor por malos tratos y el acusado fue condenado a penas de prisión por los delitos de violencia contra la mujer y quebrantar una orden de alejamiento armado con un cuchillo, apunta el medio citado anteriormente.

Detención

El motivo de la agresión el chico fue que se negó a ducharse cuando se lo dijo. Después de enzarzarse, el hombre se puso violento. La mañana siguiente, 12 horas después de los hechos, y tras encontrarse al hijo inconsciente al volver del trabajo, el padre llamó a la madre para comunicarle lo que había ocurrido. Tras ingresar en el hospital, los sanitarios lo derivaron a la uci para ser intervenido.

El menor ya se encuentra en planta, aunque ha perdido la capacidad del habla por la agresión, según ha explicado la madre a Caso Abierto. La mujer denuncio a su expareja y, tras investigar los hechos, el progenitor fue detenido e ingresó en prisión provisional, comunicada y sin posibilidad de fianza.