Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El futbolista Santi Mina, saliendo del juzgado /EP

El juicio contra Santi Mina por una presunta agresión sexual a una joven queda visto para sentencia

Los médicos forenses señalan que las lesiones que presentaba la denunciante son compatibles con la agresión relatada

4 min

La magistrada de la Audiencia Provincial de Almería, Társila Martínez, ha dictaminado este jueves que el juicio contra Santi Mina, futbolista del Celta de Vigo, queda visto para sentencia. El deportista ha sido acusado por una joven de haber cometido un delito de agresión sexual que tuvo lugar en Mojácar (Almería), la madrugada del 16 de junio de 2017 y por la que la fiscalía le pide ocho años de cárcel.

Desde el lunes, los médicos y psicólogos del Instituto de Medicina Legal de Almería que exploraron psicológica y físicamente a la denunciante han sido citados a declarar ante el tribunal. De acuerdom a los exámenes practicados, ha trascendido que la conclusión de los facultativos es que la víctima presentaba lesiones compatibles con la agresión relatada.

Los médicos ven compatible las lesiones de la denunciante con los hechos relatados 

De hecho, la funcionaria encargada de realizar el seguimiento psicológico a la joven asegura que el trastorno de estrés postraumático que se le ha diagnosticado "está directamente relacionado" con los hechos enjuiciados. En la misma sesión, también ha comparecido el médico forense que la examinó el 17 de junio de 2017, un día después de que tuviera lugar la agresión.

El funcionario ha ratificado que, tal y como recoge el informe que él mismo presentó, se detectaron cuatro hematomas fuera del área genital que "coinciden y se pueden producir" durante los hechos relatados en la denuncia de la joven. El facultativo ha destacado que la chica mostró su rechazo a ser explorada ginecológicamente a pesar de que se detectaron restos biológicos en su interior de los dos procesados en el caso.

Mina contrató a detectives 

Los dos guardias civiles que detuvieron a Mina en Mójacar han declarado que la mujer se mostró algo nerviosa durante el arresto del futbolista. Además, han dado a conocer que fue la propia víctima quien les confesó que había mantenido relaciones sexuales consentidas y voluntarias con David Goldar, segundo involucrado en el caso y a quien el Ministerio Público sienta en el banquillo de los acusado como “cooperador necesario" en la agresión de Mina.

Según los agentes del Instituto Armado, durante la detención la joven también les contó que en un momento dado, Santi había entrado en la furgoneta en que ella se encontraba con David. Fue entonces cuando se habría cometido la agresión sexual. En la vista también ha comparecido uno de los detectives contratado por la defensa del futbolista que investigó durante el verano de 2019 --dos años después de que ocurrieran los hechos de los que se le acusa-- a la joven.