Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un joven practica puenting /PEXELS

Un joven ingresado tras caer de 40 metros mientras hacía 'puenting'

La empresa responsable de la explotación de la actividad atribuye el accidente a "un fallo humano" por parte del instructor

2 min

Tincho, un joven que practicaba puenting, ha sido hospitalizado después de que la cuerda que amarraba el arnés se soltara mientras saltaba de un puente a 40 metros de altura. Tal y como se puede ver en el vídeo grabado y difundido por los propios amigos del accidentado, el veinteañero termina cayendo al agua.

Los hechos ocurrieron durante la tarde del sábado. Tras el incidente, el turista fue rescatado por una embarcación de Extreme Games, la empresa que gestiona los saltos.

Trasladado en ambulancia a un hospital 

Una vez en tierra firme, el saltador fue trasladado en ambulancia al Hospital Coronel Moldes, donde permanece ingresado. Aunque no se teme por su vida, Tincho presenta varias contusiones en diferentes partes del cuerpo.  

Las imágenes del momento han corrido como la pólvora en las redes sociales. En la secuencia, se puede escuchar como el instructor le dice al intrépido aventurero que ya está listo para saltar. Acto seguido, se escucha decir a una mujer: “Qué pasó?”.

La empresa reconoce que hubo un fallo humano

“Se le cortó”, responde el amigo que ha grabado el momento con su teléfono móvil. Por su parte, Extreme Games ha emitido un comunicado en el que han asegurado que la soga elástica “en ningún momento se cortó” y que “ningún elemento que se utilizó para su realización presenta desperfecto”. Si bien reconocen que el error se debió a un “fallo humano” del técnico. 

El puenting, también conocido como bungee jumping, consiste en realizar un salto al vacío desde un puente, atado a una soga. En la actividad, la persona se lanza desde una altura elevada, con uno de los puntos de la cuerda elástica ligada al torso o al tobillo, mientras que el otro extremo va sujetado al punto de partida del salto.