Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Instituto Félix Rodríguez de la Fuente de Sevilla, donde se ha aprobado a un alumno ocho asignaturas que estaban suspendidas / IES Félix Rodríguez de la Fuente

Un instituto de Sevilla aprueba a un alumno con ocho suspensos “para no tener líos”

La consejería ha abierto una investigación para aclarar por qué se han modificado las notas del estudiante de forma repentina

4 min

El instituto Félix Rodríguez de la Fuente de Sevilla ha aprobado a un alumno de segundo de la ESO las ocho asignaturas que tenía suspendidas, tras recibir una reclamación de la madre y para evitar “líos”.

La Consejería de Educación de la Junta de Andalucía ha abierto una investigación para aclarar el motivo de este cambio repentino en el expediente del estudiante, que ni siquiera asistía a clase.

La madre escribió al centro

El pasado 24 de junio, la madre del alumno pidió la revisión de las notas del menor argumentando que su hijo había estado desatendido por el centro escolar.

Cabe tener en cuenta que el chico había dejado de asistir a la escuela alegando que es asmático. Sin embargo, no se presentó ningún justificante médico que le permitiera estudiar desde casa para protegerse de la pandemia. Además, según la consejería, ser asmático no excusa de asistir a clase.

Aprueban al alumno para evitar problemas

Tras la queja de la madre, los docentes estudiaron el caso, pero decidieron ratificar los ocho suspensos porque “habiendo atendido al alumno según la legislación vigente, la media de las notas en las diferentes destrezas no alcanza el aprobado”, según han explicado los propios profesores y ha recogido El Mundo.

Sin embargo, la directora les dijo que debían aprobar al alumno para evitar problemas con Inspección, que había advertido de que “iba a salir adelante el recurso por no dar al alumno la atención debida”, explican fuentes presentes en la conversación.

La Junta abre una investigación

A pesar de que los profesores cuentan con más de 100 correos electrónicos donde se demuestra que sí dieron al alumno la atención necesaria, el 29 de junio decidieron aprobar los ocho suspensos “para no tener líos”, confiesan.

La consejería ha abierto una investigación para aclarar este sorprendente cambio en la evaluación del alumno. No obstante, señala que fue “una decisión tomada por el centro dentro de su autonomía” y no por petición de la Inspección. Además, ve claro que los profesores velaron por que el chico pudiera seguir las clases.

No es un caso aislado

En el instituto, situado en el barrio sevillano de Pino Montano, se quejan de que “no es el único caso ocurrido en este y otros centros” y que “se regalan títulos y asignaturas y esto redunda en el nivel de los alumnos, que es cada vez peor”, denuncian.

Los profesores de otras comunidades españolas también están indignados y culpan a los decretos aprobados por la exministra Isabel Celaá, que permiten pasar de curso aún habiendo suspendido.

Crítica al real decreto

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) cree que el nuevo real decreto de evaluación, que hace de la repetición algo excepcional, traerá consigo “más arbitrariedad” al calificar al alumnado y generará “inseguridad jurídica” a los docentes, además de multiplicar los conflictos con los padres.

Asimismo, los estudiantes que sí trabajan no entienden por qué algunos compañeros pasan de curso sin esfuerzo.