Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La estudiante Dasia Taylor / SOCIETY FOR SCIENCE

Una estudiante de secundaria crea puntos de sutura que cambian de color si hay una infección

El descubrimiento de la joven, de 17 años, tiene como objetivo luchar contra el racismo en los países en desarrollo

3 min

La estudiante norteamericana de 17 años, Dasia Taylor, ha conseguido crear puntos de sutura que cambian de color de rojo brillante a violeta cuando una herida quirúrgica se infecta. Según descubrió la joven, las remolachas proporcionan el tinte perfecto para su invento.

Taylor ha sido una de las finalistas de los premios nacionales Regeneron Science Talent Search, el concurso de ciencias y matemáticas más antiguo y prestigioso del país para estudiantes del último curso de secundaria. Este gran descubrimiento ha sido explicado por la revista Smithsonian.

Racismo

Su trabajo también busca acabar con el racismo y se convierte en una herramienta muy útil para pacientes en países en desarrollo. Y es que en promedio, el 11% de las heridas quirúrgicas desarrollan una infección en estos países, según la Organización Mundial de la Salud, en comparación con entre el 2 y el 4% de las cirugías en los EE. UU.

Las infecciones después de una cesárea llamaron especialmente la atención de la estudiante. En algunas naciones africanas, hasta el 20% de las mujeres que dan a luz por cesárea luego desarrollan infecciones. “He realizado mucho trabajo de equidad racial en mi comunidad. Entonces, cuando se me presentó esta oportunidad de hacer una investigación, no pude evitar hacerlo con una visión de equidad", expresó Taylor.

Indicador natural

La piel humana sana es naturalmente ácida, con un pH de alrededor de cinco. Pero cuando una herida se infecta, su pH sube a aproximadamente nueve. Muchas frutas y verduras son indicadores naturales que cambian de color a diferentes niveles de pH y, por tanto, pueden evidenciar esos cambios en las personas. 

“Descubrí que las remolachas cambiaban de color en el punto de pH perfecto”, explicó Taylor. El jugo de remolacha rojo brillante se vuelve violeta a un pH de nueve. “Eso es perfecto para una herida infectada", añadió la joven.

suturesph 5min
Una sutura tras cinco minutos / SOCIETY FOR SCIENCE

Hilo de sutura

Entonces, la estudiante tuvo que encontrar un hilo de sutura que sujetara el tinte. Probó diez materiales diferentes hasta que descubrió que una mezcla de algodón y poliéster cumplía todos los requisitos. Después de cinco minutos bajo un pH similar a una infección, el hilo de algodón-poliéster cambiaba de rojo brillante a violeta oscuro. Después de tres días, el violeta se desvanecía a gris claro.

Trabajando con la mirada puesta en la equidad en la salud global, espera que las suturas que cambian de color algún día ayuden a los pacientes a detectar las infecciones lo antes posible para que puedan buscar atención médica cuando tenga el mayor impacto.