Menú Buscar
Imagen de las pastillas de éxtasis en el interior de la paloma mensajera / Crédito: Twitter

Incautan una paloma 'mula' con casi 200 pastillas de éxtasis

El animal viajaba desde Irak y fue detenido en Kuwait, según informan medios locales

26.05.2018 16:54 h.
3 min

Cuando creíamos haberlo visto todo en historias de tráfico de drogas, la realidad siempre es capaz de sorprendernos un poco más. Una muestra de ello es un insólito caso procedente de Kuwait que ha dado la vuelta al mundo. Se trata de una paloma mensajera que fue detenida en la ciudad portando 178 pastillas de éxtasis en su interior.

Así informa el periódico local Al-Rai, que cuenta cómo el animal fue detenido curiosamente muy cerca del departamento de aduanas de Kuwait. Al parecer, la paloma mensajera fue enviada desde Irak el pasado mes de mayo para entregar la droga en un punto desconocido, que las autoridades antidroga del país están intentando averiguar. El hecho tuvo gran repercusión en Twitter, donde la gente no podía creérselo y donde se filtraron imágenes que demuestran que en el interior del animal se encontraban las 178 pastillas de éxtasis.

 

Otros casos de tráfico de drogas

Sin embargo, no es el caso más insólito que se recuerda en el tráfico de drogas. Hace poco, las autoridades australianas encontraron 20 litros de GBL, un elemento químico usado frecuentemente en la producción de una droga denominada Fantasy, en el interior de botellas desmaquilladoras. 

Las palomas mensajeras se han utilizado durante siglos para llevar mensajes de un lugar a otro cuando existen grandes distancias entre ellos. De hecho, éstas son entrenadas durante años para poder soportar vuelos de aproximadamente 1.800 kilómetros, promediando una velocidad de vuelo de 80 km/hora. No obstante, este es el primer caso del que se tiene constancia de una paloma mensajera utilizada como 'mula' de contrabando. Un ejemplo claro del ingenio estratégico al que se ven obligados a hacer uso los narcotraficantes para transportar la droga de un punto A a un punto B sin que sean interceptados por las autoridades.