Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Atentado del 11S contra las Torres Gemelas de Nueva York /EP

Así fue la última llamada de la azafata de uno de los aviones estrellados el 11S

Betty Ong alertó en el aire del secuestro del avión y de un apuñalamiento en cabina: su último mensaje fue "recen por nosotros"

4 min

Este sábado se cumplen 20 años del fatídico 11 de septiembre de 2001, día en que tuvo lugar el peor ataque de la historia contemporánea. El doble atentado contra las torres gemelas, en el World Trade Center neoyorkino, y el Pentágono, en Washington, se saldaba con la vida de  2.296 personas.

Ahora dos décadas más tardes, la BBC ha tenido acceso a la última llamada que realizó Betty Ong, una de las azafatas del primer avión estrellado contra las Torres Gemelas de Nueva York. Una grabación escalofriante que se desprende del sumario del caso y que fue registrada por el centro de tierra de American Airlines.

Primera alerta

Betty Ong (1956-2001), nativa de San Francisco y de ascendencia china, llevaba más de 10 años trabajando en el mundo de la aviación. Ese día era la tripulante número 3 del vuelo 11 de American Airlines, que despegó del aeropuerto de Boston Internacional a las 07:59 horas con destino a Los Ángeles.

Con su llamada a tierra, Ong fue la primera persona en alertar a las autoridades sobre el secuestro de los aviones. Durante más de 20 minutos, la azafata estuvo pegada al teléfono hablando con Nydia Gonzalez, la jefa de operaciones de la compañía. "La cabina no responde. Alguien fue apuñalado en clase ejecutiva y creo que han echado un gas porque no podemos respirar. No lo sé. Me parece que nos están secuestrando", dijo la tripulante al inicio de su comunicación, sobre las 08:20 horas.

Así narró el secuestro

Tan solo siete minutos antes, el centro de control de tráfico aéreo había tenido el último contacto con el piloto: algo no iba bien. Los controladores se habían percatado de que el avión, un Boeing 767-200, en el que viajaban 96 personas, había cambiado la trayectoria y volaba directamente hacia Nueva York.

“La cabina no contesta su teléfono, alguien fue apuñalado en clase ejecutiva y no podemos respirar en clase ejecutiva", explicó Ong a González. Acto seguido, la fallecida le cuenta a la coordinadora que dos hombres han entrado en cabina, que han asesinado al piloto y que se han puesto al mando del avión.

El último mensaje

"¿Tienes alguna información sobre los caballeros, los hombres que están en la cabina con los pilotos? ¿eran de primera clase?", le preguntó Nydia desde la central. "Sí. Estaban sentados en (los asientos) 2A y 2B", respondió Betty. Finalmente, la investigación concluyó que en el vuelo viajaban cinco radicales islamistas que secuestraron el avión y lo estrellaron contra la Torre Sur del World Trade Center neoyorkino.

Años más tarde, González confesaría que el último mensaje que recuerda de Betty fue un "recen por nosotros" que la azafata pronunció segundos antes de perder la vida. Tan solo 17 minutos después se estrellaría en la Torre Norte el segundo avión secuestrado, el vuelo 175 de United Airlines que cubría la misma ruta.