Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de archivo de un operario quitando la nieve en el temporal Filomena / EP

Madrid se prepara para una nueva Filomena con, al menos, 816 quitanieves y 7.947 toneladas de sal

El Ayuntamiento de la capital ha incrementado un 35% los efectivos por si se vuelve a producir una nevada como la del año pasado

3 min

El joven que predijo el temporal Filomena ya advirtió de que este enero volvería a producirse el mismo fenómeno. En concreto, Jorge Rey pronosticó que España volverá a vivir un fenómeno climatológico parecido al del año pasado alrededor del 24 de enero.

Es por ello que el Ayuntamiento de Madrid quiere adelantarse al temporal y ya se prepara para una nueva Filomena. Con el fin de evitar que la capital se vuelva a detener durante días, la alcaldía ya ha activado su particular Plan Nevada: consiste en 5.258 operarios en la calle, 816 quitanieves y 7.947 toneladas de sal.

La prevención, lo más importante

Estos servicios suponen un 35% más frente al año anterior, de los cuales 2.919 operarios trabajarán de lunes a viernes en tres turnos de trabajo y 2.339 retirarán nieve, esparcirá sal y salmuera tanto en calzada como en acera durante el fin de semana, tal y como informa el área de Medio Ambiente y Movilidad.

La gran novedad que se incluiría este año sería la salmuera como fundente principal. Este material se puede distribuir de forma más rápida y homogénea, por lo que permanece más tiempo sobre el pavimento, sobre todo en las calzadas, sin acumularse en los bordillos y en las ruedas de los vehículos

Plan de actuación

Asimismo, el Gobierno municipal tiene detectados 1.427 puntos de actuación preferente donde se extenderán los fundentes cuando se necesite para evitar la formación de placas de hielo. Por su parte, la M-30 tiene diseñada su propio plan que arrancará si el espesor de nieve es superior a tres centímetros en 24 horas.

Este Plan de Vialidad Invernal entraría en activo cuando lo declare la Dirección General de Emergencias con tres fases bien marcadas: la primera, la de prealerta, en la que se ponen a punto los diferentes medios mecánicos y se comunica y se prepara al personal del servicio; la segunda, la de alerta, en la que se elimina la nieve en aceras y calzadas; y la última, la de normalización, cuando finalmente se abran los pasillos en aceras y se despeje la nieve de la calzada.