Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
europapress 3747231 buque oceanografico angeles alvarino realiza labores rastreo costa santa 11 1000x528

Hasta que no pasen 10 años no se podrá dar por muerto a Tomás Gimeno

Siguen las labores de búsqueda de Tomás Gimeno y su hija Anna, aunque cada vez resulta más difícil

2 min

Han pasado 55 días desde que las niñas de Tenerife, Anna y Olivia, desaparecieron junto a su padre, Tomás Gimeno. El pasado 10 de junio, el cuerpo de Olivia fue encontrado por el buque oceanográfico ‘Ángeles Alvariño’ a 1.000 metros de profundidad, a unas tres millas de la costa tinerfeña. Sin embargo, su hermana y su padre siguen desaparecidos y en búsqueda.

A medida que pasan los días, cada vez resulta más difícil encontrar a Anna y Tomás Gimeno. Si al final no dan con ellos, vivos o muertos, se tendrá que esperar 10 años para declarar al padre como fallecido. Así lo dice la ley: “Tienen que pasar 10 años para dar a un desaparecido por muerto”.

Circunstancias legales

Desde que apareció el cuerpo de su hija mayor, Olivia​, Tomás Gimeno tiene una orden internacional de detención como presunto autor de un doble homicidio y de maltrato continuado. Según las investigaciones, la teoría que se plantea alrededor del caso es que Gimeno se suicidó en el mar tras deshacerse de los cuerpos de sus hijas.

El abogado Alfonso Delgado ha detallado las circunstancias legales sobre la extinción de responsabilidad penal de Gimeno. La primera causa sería el cumplimiento de la pena; la segunda sería la prescripción, que no se daría hasta pasados 20 años en caso de asesinato; y la tercera sería el fallecimiento del encausado, de ahí los 10 años para declarar a Gimeno por muerto.

Sigue la búsqueda

Aunque las posibilidades de encontrar con vida a Anna y Tomás Gimeno son “remotas”, el buque oceanográfico ‘Ángeles Alvariño’ continúa sus labores de búsqueda. De hecho, se está sopesando la posibilidad de que un submarino privado, el PISCIS VI, sustituya a la embarcación actual, ya que tiene una capacidad para operar a una profundidad de hasta 2.180 metros.