Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Vehículo de la Policía Nacional /EP

Estafa 38.000 euros a la pareja de abuelos de adopción que le acogieron desde que tenía cinco años

Tras pasar a disposición judicial, el acusado, un hombre de 28 años, ha sido puesto en libertad provisional

2 min

La Policía Nacional ha detenido en Alicante (Comunidad Valenciana) a un hombre, de 28 años, por presuntamente fundirse 38.000 euros de la pareja de abuelos de adopción, que le acogieron desde que tenía cinco años. Por ello, se le acusa de haber cometido un delito de estafa.

En un comunicado, la Jefatura del cuerpo ha explicado que el joven sustrajo el dinero de los ancianos mediante prácticas fraudulentas. El grueso principal de las operaciones se centraron en la realización de compras en línea y a la petición de comida a domicilio a través de las plataformas dedicadas al conocido servicio como delivery.

Se funde 38.000 euros en 11 meses

Según recoge la nota, el acusado habría realizado más de 645 moviemientos con la tarjeta de crédito de los octagenarios para hacerse, entre otros, con ordenadores, consolas, juegos y comida a domicilio. Al parecer, los hechos ocurrieron después que el joven abandonase el domicilio de los denunciantes tras varios meses de difícil convivencia.

No obstante, para costear su emancipación, el veinteañero se llevó apuntada las señas de la tarjeta a utilizar. De hecho, fue en su nuevo domicilio, --el piso de su pareja--, desde donde realizó la mayoría de las operaciones.

En libertad

Cuanto a la investigación, los agentes del Grupo de Delincuencia Económica de la Brigada de Policía Judicial de Alicante empezaron a rastrear los movimientos bancarios cuando el octogenario acudió a la comisaría para denunciar la sustracción de dinero de su cuenta corriente. En concreto, aseguró que, en los últimos 11 meses, le habían desaparecido 38.000 euros.

Con todo, el acusado ha sido puesto en libertad provisional después de pasar a disposición judicial. Si bien, se espera que en los próximos días sea citado a declarar ante el juez que instruye el caso.