Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Carteles del desaparecido Pablo Sierra en Badajoz / EP

Encuentran el cuerpo sin vida de Pablo Sierra, el joven desaparecido en Badajoz

El joven estudiante de Medicina fue visto por última vez el jueves 2 de diciembre mientras estaba de copas con sus amigos en la capital

3 min

La policía ha encontrado el cadáver de Pablo Sierra, el joven de 21 años desaparecido en Badajoz (Extremadura) desde hace días, en la zona del río Guadiana, según informan fuentes policiales. 

Tal y como avanzan fuentes de EFE, la familia del fallecido ha sido citada en el Instituto Anatómico Forense de Badajoz a fin de proceder a la identificación del cadáver que ha sido hallado esta mañana en la zona en la que se le buscaba.

Trágico final

El estudiante de matemáticas fue visto por última vez en la calle Zurbarán de la capital en la madrugada del pasado jueves 2 de diciembre. Según apuntan fuentes a la investigación, se encontraba de copas con unos amigos de la residencia universitaria Rucab, en la avenida de Elvas. 

Tras varias llamadas sin respuesta por parte de sus amigos y familiares, denunciaron su desaparición a la policía. Ellos mismos negaron la posibilidad de que se tratase de un suicidio, ya que, según sus progenitores, “Pablo no tenía ningún problema ni en los estudios ni en lo personal”.

Rastreo

Después de iniciar un dispositivo en el que participaron más de 50 personas formado por tres lanchas y un helicóptero, la policía encontró su teléfono móvil con manchas de sangre junto al Guadiana.

Ha sido en esa área donde los GEO de la Policía Nacional han estado rastreando el río en las cercanías de donde se localizó el dispositivo durante varios días. Según informan algunos medios, el cuerpo sin vida ha sido localizado en un paraje conocido como El Pico

Próximos pasos

Los encargados de encontrar el cadáver de Sierra han sido los canes de la policía, que han avisado con sus ladridos. A continuación, dos buzos han rescatado su cuerpo del agua, coincidiendo la ropa hallada con la que el joven llevaba el día de su desaparición. 

A partir de ahora, será la autopsia la encargada de determinar si su fallecimiento fue accidental o violento. Con todo, las investigaciones ya llevaban días interrogando a algunos de sus amigos y personas del barrio para poder esclarecer el caso.