Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El dispositivo de búsqueda que halló el cuerpo del niño desaparecido en Zaragoza / EP

Encuentran el cadáver del niño desaparecido en Zaragoza mientras nadaba en el río Ebro

El joven quiso darse un baño después de jugar un partido de fútbol con amigos, pero "el agua se lo tragó" y su cuerpo tardó cuatro días en aparecer

3 min

Dos agentes de la Unidad de Apoyo Orientativo (Uapo) de la Policía Local de Zaragoza han localizado el cuerpo del menor desaparecido en el río Ebro el pasado sábado 8 de mayo. El cadáver ha sido encontrado flotando en el agua del río a su paso por el polígono zaragozano de San Miguel.

El cuerpo de Bomberos, voluntarios de Protección Civil, Guardia Civil y Policías tanto locales como nacionales trataron de hallar al joven de 13 años durante cuatro días de búsqueda intensa. Por desgracia, finalmente se han cumplido las peores sospechas de los investigadores.

El peor de los finales posible

Según informa el Heraldo de Aragón, dos agentes de la Uapo que participaban en el operativo de búsqueda del menor han observado un bulto rosa que flotaba sobre el río Ebro. El mismo color que la camiseta que vestía el adolescente de 13 años desaparecido.

Rápidamente se han lanzado al agua para confirmar que se trataba del menor, y desgraciadamente han recuperado el cuerpo y lo han llevado a la orilla. Miembros del cuerpo de Bomberos, Policía Nacional y Local y autoridades políticas de Zaragoza se han desplazado a la zona. Uno de ellos ha sido el alcalde de la ciudad, Jorge Azcón, que ha querido transmitir el pésame a la familia del joven.

"El agua se lo tragó"

El chico se encontraba jugando al fútbol con sus amigos cerca del río Ebro, y al acabar el partido se dio un baño junto a uno de ellos. Según los menores, la víctima estaba nadando a la altura del embarcadero de la Expo "hasta que el agua se lo tragó", momento en el que llamaron a emergencias.

Una unidad de buceo de los Bomberos de Zaragoza se desplazó hasta el lugar y rastreó el río durante más de cuatro horas, sin éxito. Tras fracasar, se organizó todo el operativo de búsqueda y rastreo que, finalmente, ha finalizado de la peor manera posible cuatro días después de su desaparición.