Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ballena varada en Columbia Británica (Canadá) / THE CETACEAN LAB

Emocionante rescate de una ballena varada: "Lloraba y estaba estresada"

La orca, atrapada entre las rocas, fue liberada después de ocho intensas horas en Columbia británica (Canadá)

2 min

Lloraba y estaba estresada. El rescate de una ballena, varada entre las rocas en la bahía de Hartley, en Columbia Británica (Canadá), tuvo un final feliz, pero el sufrimiento del animal desgarró el corazón de sus salvadores.

La orca, que fue mantenida con vida durante ocho horas por un equipo dedicado de investigadores y voluntarios de ballenas, "lloraba a menudo, lo que nos desgarraba el corazón, pero a medida que subía la marea hubo muchos vítores porque esta ballena finalmente estaba libre", explica en una publicación de Facebook el grupo The Cetacean Lab.

Según explica el portal CBS, el miércoles por la mañana temprano, el grupo recibió una llamada de un colega sobre la orca varada, que estaba atrapada en unas rocas durante la marea baja.

El cetaceo se fue calmando

"Decidimos que lo mejor sería mantenerla fresca, eso significaba ponerle agua en el cuerpo y usamos mangueras, mantas y sábanas. Era lo único que podíamos hacer", afirma Hermann Meuter, cofundador de The Cetacean Lab.

Los rescatadores del cetaceo pudieron ver el cambio de comportamiento de la orca cuando comenzaron a ayudarla.  "Al principio estaba estresada, se podía ver que su respiración se aceleraba un poco", dijo Meuter. Pero después de unos 15 a 20 minutos, comenzó a calmarse. "Creo que ella sabía que estábamos allí para ayudarla", añade.

Hacia de las cuatro de la tarde, la marea comenzó a subir y la orca pudo comenzar a liberarse. "Le llevó alrededor de 45 minutos calcular la mejor manera de salir de las rocas. Todos mantuvimos nuestra distancia en ese punto", narra el miembro del grupo salvador.

Cuando se alejó nadando, la orca se reunió rápidamente con su manada, que estaba cerca. Metuer dijo que miembros del World Wildlife Fund y los Guardianes de Git G'at de Hartley Bay participaron en la liberación del animal.