Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un agente de policía / EFE

Dolor por la muerte de un policía cuya hija falleció con 22 años en un accidente

Luis Mariano San Millán era un símbolo dentro del cuerpo y en su municipio tras componer un poema que se convirtió en himno

2 min

La muerte de Luis Mariano San Millán ha conmocionado el país. Su fallecimiento en un viaje durante el puente de la Constitución ha supuesto un duro golpe.

El policía, jubilado desde 2019 y un símbolo para las víctimas de los accidentes de tráfico, ha fallecido de un infarto al corazón durante un viaje a Estambul (Turquía).

Accidente mortal

El hombre se ganó el corazón de sus compañeros de la policía y de buena parte de Palencia por un poema que le dedicó a su hija, fallecida a los 22 años por un accidente de tráfico.

La joven murió tres días antes de dar un discurso en el acto de su graduación. Se metió en el coche de un joven sin carnet de conducir y, a la altura de Tordesillas, camino de Salamanca, el vehículo se salió de la vía y le causó la muerte. “Iba a estrenar un vestido rosa de princesa y unos taconazos”, recordaba su padre.

Poesía e himno

Luis le dedicó un poema que hizo en cinco minutos, fruto del dolor causado por el trágico suceso y del amor por su hija. Unos versos a los que el director de la banda municipal de música, convirtiendo el escrito en un himno.

Todos en el lugar conocen la historia que hay detrás de una cruz con un lazo amarillo y rosa que está en el lugar donde ocurrió el trágico suceso. “Recuerda el dolor que siento. Ondeando al son del viento, bajo el cielo como fondo y por la noche una estrella, que es señal de la más bella, con menos no correspondo como alivio a mi tormento", dice su poesía.