Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de las instalaciones deportivas de la Escuela Taiga

Un grupo de discapacitados denuncia a un monitor por agresión sexual

El profesor llevaba 21 años en el centro y abusó de al menos cinco jóvenes con un grado de autismo del 75%

2 min

Los Mossos d’Esquadra detuvieron en mayo de 2017 a Joaquín M., un monitor de baloncesto, de 48 años, de la Escuela Taiga de Barcelona, especializada en la educación de jóvenes con una disminución psíquica. Tres muchachos del centro decidieron denunciar al hombre por violación y abusos sexuales después de meses de sufrir en silencio lo que les ocurría, sin poder explicarlo dada su discapacidad.

Gracias a la colaboración de pedagogos de confianza y al círculo más íntimo de los chicos, éstos pudieron explicar las agresiones a las que fueron sometidos. La denuncia hizo saltar las alarmas. Otros padres habían visto cambiar la actitud de sus hijos en los últimos meses. Todos los jóvenes del centro tienen entre 17 y 21 años con un nivel de entre el 65% y 75% de autismo. 

Confesión grupal

Todos los jóvenes que han denunciado consiguieron expresar ante el juez las vejaciones a las que fueron sometidos. El profesor, que llevaba en el colegio 21 años y gozaba de total confianza por parte de la dirección y de los padres, encerraba a los jóvenes en su habitación y les tocaba. En los casos más graves había violación y les obligaba a practicarle una felación.

El Código Penal establece una pena de cárcel superior al homicidio, pero hasta la fecha, el agresor está en libertad y solo debe presentarse cada semana al juzgado. Los jóvenes siguen viendo al profesor por el barrio, asustados, ya que tampoco se ha decretado una orden de alejamiento. Los padres de los jóvenes están indignados, solo por las agresiones demostradas debería pasar 90 años en la cárcel, tal como tipifica la ley el abuso y la agresión a colectivos vulnerables.