Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un agente de la Policía Nacional que detuvo a los cinco hombres / EP

Cinco detenidos por maniatar a un pescador en Marruecos y robar su barca para llegar a España

Los individuos lo amenazaron con acusarlo de ser el patrón de la patera y decir que les había cobrado 1.000 euros a cada uno de ellos

2 min

La Policía Nacional ha detenido a cinco personas por, presuntamente, maniatar a un pescador en Marruecos para utilizar su barco con el fin de llegar a España. En caso de que se confirmaran las acusaciones, los individuos se enfrentarían a una larga lista de delitos.

Los hechos han tenido lugar en el municipio de Arrecife (Lanzarote) después de que Cruz Roja informara de las amenazas que sufría un hombre, el cual aseguraba que temía por su vida y que había llegado a la costa española en contra de su voluntad.

Fue agredido por sus empleados

Una vez identificado el hombre, los agentes le tomaron declaración y comprobaron que se trataba de un pescador natural de la localidad de Tan Tan, en Marruecos. El individuo les aseguró que, semanas antes, había contratado a tres personas para que faenaran junto a él como pescadores.

Sin embargo, en un momento dado, uno de ellos le indicó que había una fuga de agua en la parte delantera de la embarcación y, cuando se dirigió a comprobar dicho extremo, recibió un fuerte golpe en la cabeza. Despertó amordazado y maniatado mientras los tres ocupantes regresaban a tierra para recoger a dos personas más y poner rumbo a España.

Amenazado durante todo el trayecto

Además, siempre según su declaración, el denunciante fue amenazado por los cinco integrantes durante todo el trayecto. Al parecer, los detenidos le decían que si denunciaba los hechos lo acusarían de ser el patrón de la patera y que les había cobrado 1.000 euros a cada uno de ellos.

Finalmente, tras varias gestiones, los agentes identificaron y detuvieron a los cinco implicados. Tres de ellos han sido acusados como presuntos autores de delitos de amenazas y detención ilegal, mientras que a los otros dos los acusan de los presuntos delitos de amenazas, detención ilegal y contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.