Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una anciana habla por teléfono / CG

Detenida una pareja por estafar y retener ilegalmente a la octogenaria que cuidaban

Los supuestos cuidadores llegaron a comprar una vivienda a nombre de la víctima, retiraron grandes cantidades de su cuenta corriente y cambiaron el testamento

5 min

Agentes de la Policía Nacional han detenido a dos personas de 68 y 57 años por un presunto delito de detención ilegal y estafa continuada a la mujer octogenaria de la que cuidaban. Esta pareja se presentaba en el geriátrico en el que la anciana se encontraba como personal de rehabilitación, y fue contratada previamente por familiares de otros internos.

La Jefatura Superior de Policía de Aragón ha informado de que los hechos se remontan a febrero de este año, en Zaragoza, cuando la mujer de 88 años decidió abandonar voluntariamente la residencia en la que estaba ingresada para dirigirse a casa de los detenidos que, supuestamente, iban a cuidar de ella.

Localizaron a la víctima en septiembre

La directora de la residencia alertó a la hija de la octogenaria sobre lo sucedido, que interpuso una denuncia ante la Policía Nacional al no saber nada de su madre desde hacía un tiempo. El Grupo de Investigación de la Comisaría de San José de Zaragoza inició las pesquisas de esta desaparición, producida antes del estado de alarma por el Covid-19.

La primera parte de la investigación se centró en la búsqueda de la anciana, que fue localizada el día 15 de septiembre en una vivienda de la calle Zaragoza la Vieja. La señora se encontraba en una de las habitaciones, tumbada en la cama y con un aspecto descuidado.

Ha perdido 30 kilos desde febrero

Al ver al agente de policía, la octogenaria expresó inmediatamente su deseo de abandonar el piso y regresar con su hija, dado que sus supuestos cuidadores no la dejaban salir del domicilio. La víctima había perdido más de 30 kilos, tal y como acreditaron la hija de la víctima y la directora del centro.

Los detenidos también se encontraban en la misma vivienda, quienes se identificaron como sus cuidadores al alegar que la mujer no tenía ningún familiar que la quisiese atender. Además, durante la investigación, vieron movimientos sospechosos en la cuenta corriente de la víctima, de la que llegaron a sacar más de 6.400 euros.

Compraron una casa a su nombre

La cuenta corriente de la víctima mostraba reintegros en cajeros de elevadas cuantías, movimientos que nunca se habían realizado con anterioridad al mes febrero de este año. Para poder sacar tanta cantidad de dinero, los detenidos engañaron a la mujer para cambiar el número PIN de la cartilla.

Por si fuera poco, la estafa fue más allá. Los supuestos cuidadores persuadieron a la octogenaria para que firmase un cheque de más de 82.000 euros con el que realizaron la compra de un inmueble a nombre de la víctima. Posteriormente, se descubrió que también existía un testamento de últimas voluntades, donde la señora mayor dejaba toda su herencia a esta pareja.

Libertad con cargos para los cuidadores

La investigación ha concluido con la imputación de estas dos personas --que están en libertad con cargos-- por un delito de detención ilegal y estafa continuada, que se suma a los antecedentes que ya posee el hombre por otra estafa. La víctima no recordaba nada sobre esos trámites, ni sobre la compra-venta, los cheques, ni tan siquiera el cambio de PIN de su cartilla bancaria.

La Policía Nacional ha recordado que cuenta con el Plan Mayor Seguridad, que proporciona a las personas mayores una atención diferenciada y específica que les permite tener un adecuado desarrollo en la sociedad. Asimismo, ha incidido en la importancia de identificar cuidados inadecuados, maltrato físico, psíquico, emocional o abuso económico.