Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Vehículo de la Policía Nacional en el que trasladaron a la joven proxeneta / EP

Detenida una joven proxeneta que prostituía a sus amigas, todas ellas menores de edad

La Policía Nacional descubrió que trató de vender la virginidad de la menor de las hermanas explotadas, una niña de 14 años, a cambio de una comisión

2 min

La Jefatura Superior de la Policía de Madrid ha comunicado la detención de una mujer acusada de un presunto delito de prostitución de menores. Según la investigación de la Policía Nacional, la proxeneta detenida actuaba como enlace entre las niñas y los clientes, obteniendo siempre un porcentaje de los beneficios.

La actuación policial se inicio a raíz de la denuncia interpuesta por la madre de las menores, que manifestó que una amiga de sus hijas las explotaba sexualmente. Entre ellas la más pequeña, de 14 años, de la que llegó a ofrecer a varios conocidos suyos la virginidad de la niña, también a cambio de una comisión.

Al menos cuatro detenidos

Una vez la madre de las menores prostituidas interpuso la denuncia, los agentes de la Policía Nacional comprobaron que la joven sospechosa actuaba como enlace entre sus hijas y tres varones de entre 32 y 41 años. Se encargaba de facilitar el contacto entre ellos y concertar el encuentro, llevándose una parte del pago.

Los agentes lograron localizar el apartamento donde se producían los encuentros sexuales e identificaron a los presuntos clientes. Los tres hombres también fueron detenidos por haber mantenido, presuntamente, contactos sexuales con las menores.

Descubrieron a otras dos víctimas

Durante la investigación policial, los agentes analizaron los dispositivos electrónicos de las afectadas y de los detenidos, descubriendo que había dos víctimas más en esta trama, también menores de edad. Por todo ello, acusaron tanto a los tres hombres como a la joven detenida de un delito de prostitución de menores.

Además, a los tres presuntos autores se les imputa igualmente un delito de abuso sexual. Sin embargo, la autoridad judicial únicamente decretó el ingreso en la cárcel de la mujer, en parte también por intentar convencer a una niña de 14 años para que vendiera su virginidad.