Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de archivo de un niño pequeño cogiendo de los dedos a un adulto / EUROPA PRESS

Confunden la enfermedad de un niño con el Covid-19 y le provocan una grave lesión cerebral

Hugo, de 15 meses, sufría realmente la enfermedad de Kawasaki

3 min

El Ministerio de Sanidad admitió los graves errores que el departamento ha tenido en la confusión producida por la pandemia. Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias de España, reconoció que “podría haberse incrementado la enfermedad de Kawasaki a causa del Covid-19”. Esto es lo que le sucedió a Hugo, un niño de 15 meses, al que le diagnosticaron un falso coronavirus.

En el mes de marzo de 2020, en pleno confinamiento total por la pandemia del coronavirus, el pequeño empezó a tener síntomas similares a los positivos por Covid. Hugo fue diagnosticado con el virus originario de China en Cartagena (Región de Murcia). No obstante, a pesar de los síntomas, la enfermedad real era la de Kawasaki, que ocurre generalmente en niños menores de cinco años y es producida cuando el sistema inmunitario ataca a los vasos sanguíneos por error.

Graves lesiones cerebrales

“A Hugo le dio fiebre por la noche y tenía también los ojos rojos y a la mañana siguiente cuando llamé al pediatra me dijeron que no atendían presencialmente, solo por teléfono”, explica la madre de niño de 15 meses. Tras la descripción de los síntomas lo diagnosticaron con Covid-19, recomendando a la madre que le diera apyretal. Al no bajarle la fiebre, al final optó por recurrir a un pediatra privado.

La madre relata como el bebé se recuperó a los 20 días pero, el 27 de diciembre --día de inicio de la campaña de vacunación-- le dio un infarto y vieron que se le habían formado trombos. No era Covid. Hugo había pasado la enfermedad de Kawasaki sin un tratamiento real, lo que le ha provocado una grave lesión cerebral por la falta de oxígeno. La familia ha creado una petición para recaudar dinero y poder llevar a cabo el tratamiento que el pequeño necesita para recuperarse.