Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Vehículo con matrícula falsa de un conductor detenido / GUARDIA CIVIL

Un conductor, detenido con el carnet de conducir de la "República Errante Menda Lerenda"

El arrestado, presunto auto de varios delitos, asegura ser del "cuerpo diplomático" del supuesto país

4 min

La Guardia Civil ha detenido a un conductor que iba en su vehículo con el carnet de conducir caducado una matrícula falsa y con un permiso expedido en la “República Errante Menda Lerenda”.

Al hombre, vecino de Oza-Cesuras, A Coruña (Galicia), se le acusa de ser el presunto autor de tres delitos contra la seguridad vial, uno de resistencia a agentes de la autoridad y otro de falsedad en documento público.

Exceso de velocidad

Los hechos sucedieron en la autovía A-6, a su paso por el término municipal de Abegondo, donde los agentes le dieron el alto por conducir por exceso de velocidad. En ese mismo momento, se percataron de que el conductor no llevaba puesto el cinturón de seguridad y que la matrícula del vehículo era falsa.

Los guardias le invitaron a presentar su documentación y fue entonces cuando les mostró un pasaporte y un permiso de conducción "de la República Errante Menda Lerenda", revela la Benemérita. Cuando se le instó a presentar una documentación válida, empezó a insultarlos y, “de forma repentina, realizó una maniobra para esquivar el vehículo oficial, dándose a la fuga a gran velocidad”.

Cuerpo diplomático

Los agentes iniciaron entonces una persecución y pidió apoyo a otras patrullas de la zona. El vehículo abandonó la autovía en la salida de Montellos "a gran velocidad, invadiendo el sentido contrario al flujo normal de circulación, obligando a varios usuarios a realizar maniobras bruscas para evitar colisionar con él", señala el cuerpo armado.

El fugitivo detuvo el coche frente a su vivienda y se negó a abrir a las autoridades, “alegando que es miembro del Cuerpo Diplomático" de la mencionada República Errante Menda Lerenda. Finalmente, salió de la vivienda.

Varios delitos

Al comprobar la documentación del conductor, la Guardia Civil vio que sobre él pesaban dos requisitorias judiciales de detención y personación, carecía de permiso de conducción --no tenía puntos y además estaba caducado-- y que las placas de matrícula no correspondían con el vehículo que las portaba.

El sujeto se negó a someterse a las pruebas de drogas y alcoholemia y los agentes procedieron a su detención de esta persona como presunto autor de tres delitos contra la seguridad vial: conducción temeraria, conducción sin tener la correspondiente autorización administrativa por pérdida de vigencia y negativa a someterse a las pruebas de detección de alcoholemia y drogas.

Asimismo, se le acusa de un delito de resistencia a los agentes de la autoridad por su negativa a identificarse y otro delito de falsedad en documento público por portar placas de matrícula que no corresponden a ese vehículo.

Destacadas en Crónica Directo