Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Los tribunales de Cádiz en los que se ha juzgado al violador / EP

Condenan a diez años de prisión a un violador que entró por la fuerza a la vivienda de la víctima

La Audiencia Provincial de Cádiz le impuso 13 años de cárcel, pero el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha rebajado la duración

3 min

Un hombre ha sido condenado por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) a diez años de prisión acusado de violar a una mujer después de colarse en su vivienda mientras ella dormía. 

Según los hechos probados de la sentencia, el violador entró por la fuerza en la casa de la afectada, en la localidad de Villarmartín (Cádiz), y subió hasta la tercera planta, donde se encontraba el dormitorio de la mujer. Una vez allí, la despertó con cuchillo en la mano y abusó de ella contra su voluntad.

Sentenciado a 13 años de cárcel

El violador amenazó a la víctima con el cuchillo, además de decirle que otra persona subiría en su búsqueda. Por ello, se pasó el rato advirtiéndole de que "no le pasaría nada" siempre que hiciera lo que le pedía. Una vez terminado el acto sexual, el agresor volvió a coger el cuchillo y le preguntó si tenía dinero en la casa. Así, se apoderó de 450 euros que la mujer tenía en un bolso en el salón.

Por todo ello, la Audiencia Provincial de Cádiz condenó al agresor a la pena de 13 años de prisión por un delito de agresión sexual, y como autor de un delito leve de lesiones, le impuso la pena de dos meses de multa, con una cuota diaria de seis euros. De igual forma, por un delito de robo con intimidación, se le condenó a cuatro años y tres meses de prisión.

Rebaja de la condena por violación

Además, el condenado tendrá que indemnizar a la víctima con 14.865 euros por lesiones y con 450 euros por la cantidad sustraída. Frente a esta sentencia, la defensa del acusado interpuso un recurso de apelación que finalmente ha sido estimado parcialmente por el TSJA, que ha confirmado la resolución dictada por la Audiencia Provincial.

Sí le ha concedido una única salvedad: reducir la pena principal impuesta al apelante por el delito de violación a diez años de prisión, aunque ha mantenido inalterados los restantes pronunciamientos de la sentencia.