Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El menor, su madre y su pareja / TWITTER

El calvario de un niño de cinco años asesinado a golpes por su madre y su novia

El menor tenía lesiones de golpes, quemaduras de cigarrillos, mordeduras y fue víctima de abusos sexuales

3 min

La muerte de Lucio Abel Dupuy, un niño argentino de cinco años, ha conmocionado el país. La madre del pequeño y su pareja habrían asesinado al menor a golpes. Lucio ingresó en el hospital el pasado 26 de noviembre convulsionando y sangrando por la boca. Después de intentar reanimarlo, el pequeño terminó falleciendo.

La autopsia ha desvelado que el menor murió por "politraumatismos" y una "hemorragia interna" y que además tenía lesiones de golpes, quemaduras de cigarrillos y mordeduras. Lucio había sufrido recientemente un golpe que le afectó la cadera, un glúteo y una pierna.

Violencia y maltrato

Según el historial clínico del menor, entre diciembre del 2020 y marzo del 2021, ingresó hasta en cinco ocasiones a diferentes centros de salud con fracturas y golpes. Además, el examen forense reveló que el pequeño fue víctima de abusos sexuales recientes y también pasados.

El padre del niño confirmó que tenía una disputa legal con la madre por la custodia de su hijo. Asimismo, desveló que no estaba al tanto del maltrato al que estaba sometido Lucio, ya que la progenitora justificaba las heridas de su cuerpo y alegaba que el pequeño se las había hecho jugando.

A prisión

Ramón Dupuy, el abuelo de Lucio, manifestó la espeluznante situación en la que el pequeño vivía."Se lo dije a todo el mundo y nadie me quiso hacer caso. Hoy perdimos una criatura matada a golpes. Ellas lo mataron a golpes, ¿por qué? Cuando lo retaban ese niño se hacía pis encima porque les tenía pánico, es una locura lo que hicieron", manifestó.

La madre del menor y su novia fueron puestas bajo prisión preventiva: la primera es acusada por homicidio agravado por el vínculo y la segunda por homicidio simple. Ambas se encuentran aisladas y separadas del resto de las reclusas tras recibir agresiones.