Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una foto de archivo de la mano diestra de un bebé

Un hombre mata a su hija de cuatro meses a golpes porque no paraba de llorar

La policía fue alertada por los vecinos después de escuchar el llanto del bebé, gritos para que la niña se callara y golpes

3 min

Trágico suceso en Inglaterra. Jordan Lee, un hombre de 29 años, mató a su hija de tan solo cuatro meses en la ciudad de Blackpool porque no paraba de llorar. El joven ha sido declarado culpable del asesinato de la pequeña Willow y condenado a cadena perpetua con un periodo mínimo de 16 años para ser elegible para la libertad condicional.

Los hechos ocurrieron el pasado 3 de diciembre, cuando la policía fue alertada por los vecinos después de escuchar el llanto del bebé, gritos para que la niña se callara y golpes. Los agentes se trasladaron entonces al domicilio y se encontraron a la niña con lesiones graves.

Investigación

La menor fue trasladada al hospital, donde falleció tres días después por un fuerte traumatismo en la cabeza. Tras ver los hechos y las declaraciones de los testigos, la policía inició una investigación y detuvo a Jordan por intento de asesinato.

El padre primero dijo que la pequeña se había caído del sofá. Sin embargo, la autopsia reveló que Willow murió por una lesión traumática en la cabeza que no se podía deber solo al accidente doméstico, sino a un golpe más fuerte y localizado. Entonces el hombre también confesó que la niña había sufrido un segundo accidente en el piso de arriba.  

Asesinato

Según la BBC, la pequeña también tenía hematomas en la oreja, la cara y el brazo como consecuencia de que la hubieran agarrado, pellizcado, apretado, golpeado y abofeteado. Esas lesiones, habrían tenido a la niña sufriendo durante varias horas y fueron la causa de la muerte tres días después.

Como Jordan cambió su versión de los hechos dos veces, el jurado declaró al hombre culpable del asesinato de su propia hija durante el juicio y lo condenaron a cadena perpetua con un periodo mínimo de 16 años para ser elegible para la libertad condicional.