Menú Buscar
Una foto de archivo de una mujer en la cárcel

Cadena perpetua para una madre que torturó durante meses a su hija adoptiva

La menor fue encontrada desmayada en el baño de su casa con 38 años kilos de peso

3 min

Un nuevo caso de crueldad infantil asola Estados Unidos. UNa mujer de 43 años, llamada Nicole Finn, ha sido condenada a tres cadenas perpetuas sin posibilidad de libertad bajo palabra por haber torturado, secuestrado y matado de hambre a su hija adoptiva de 16 años. Los hechos ocurrieron durante meses en el condado de Polk pero tras el escándalo de la familia Turpin y sus 13 hijos el caso ha tomado gran relevancia en los medios de comunicación. 

El 24 de octubre la policía de la localidad acudió a una llamada en la que se denunciaba un accidente en un hogar. Cuando los agentes se personaron en el lugar de los hechos, encontraron a una adolescente desmayada en el baño, con avanzados signos de desnutrición, semidesnuda y con un pañal para adultos.  La pequeña, de 16 años, era la hija adoptiva de Nicole y murió tras ingresar en el hospital cuando los doctores intentaron reanimarla. La madre fue inmediatamente detenida y la investigación policial ha desvelado y detallado específicamente el alto grado de perversidad del crimen. 

La mujer mantuvo a la joven durante meses encerrada en casa. Incluso una vez intentó escapar, pero su madre tapió las ventanas. Además, la madre condenada tenía otros dos hijos a los que también torturaba de la misma forma que, afortunadamente, han sobrevivido.  Los investigadores encontraron que los dormitorios no tenían muebles y las salas estaban invadidas por gatos, cuyas heces estaban esparcidas por todas partes. También había perros y sábanas tiradas que estaban empapadas con orín humano.

Las autoridades investigan un caso que además, se pasó por alto. Meses atrás una vecina de la localidad denunció que en el domicilio había niños sucios y desnutridos. La policía visitó la casa de los Finn pero la respuesta de la madre cerró el caso. La autopsia sobre el cuerpo de Natalie confirmó que falleció a causa de una falla cardíaca como consecuencia de un grave cuadro de desnutrición. Los médicos determinaron que pasó “varias horas” tirada en el piso hasta que la encontró la policía y su peso era de 38 kilos, ya no tenía grasa en su cuerpo.

El padre también ha sido detenido y espera su juicio en abril.