Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Coches Policía Nacional / EP

En busca y captura una mujer por sustracción de sus dos hijos

La madre había denunciado en varias ocasiones al padre de sus mellizos por presunta violencia de género y abuso sexual

3 min

La Policía Nacional sigue buscando a los dos mellizos de seis años desaparecidos el pasado 15 de agosto en Pozuelo de Alarcón tras darse a la fuga su madre. La mujer se encuentra inmersa en un procedimiento judicial por sustracción de menores a instancias de una denuncia del padre.

El padre denunció la desaparición de sus hijos el pasado agosto, dictando la jueza de Instrucción número 3 de Pozuelo una orden de busca y captura sobre la madre de los pequeños y los abuelos. La mujer y sus padres se encuentran desde entonces en paradero desconocido. Antes de su huida, la fémina denunció en varias ocasiones al padre de sus mellizos por presunta violencia de géneroabuso sexual.

Denuncias

Según relata el padre de los niños, la madre denunció falsamente al abuelo paterno por haber abusado de uno de sus nietos con la finalidad de conseguir una orden de alejamiento para impedir que se acercara a los niños. En este caso, el juez archivó la causa al no acreditar los hechos.

No obstante, el proceso por violencia de género contra el padre continúa abierto por estar la víctima en busca y captura. La pareja se separó el 14 de febrero de 2020 a raíz de problemas derivados por un negocio. Desde entonces, el hombre acudía a ver a sus hijos de manera frecuente en plena pandemia hasta que el 2 de mayo se produjo una fuerte discusión en la que acabó herido y detenido por violencia machista.

Sustracción de menores

"Me clavó unas tijeras entre los dedos y la Policía me detiene por violencia de género. Desde ese día, no vuelvo a ver a mis hijos", ha relatado el denunciante a Europa Press. En el juicio rápido se le impuso una orden de alejamiento de 200 metros y se estableció un régimen de visitas de fines de semana alternos, dejando la custodia a la madre. Pero la mujer nunca llegó a cumplir la resolución judicial y se marchó con los niños de manera unilateral a Tarragona.

El padre de los niños denunció a su expareja por supuesta sustracción de menores. Los abogados de la mujer la convencieron entonces para regresar a Madrid y declarar en la causa. Entonces, la jueza impuso a la madre medidas cautelares y le prohibió salir de Pozuelo, fijando comparecencias cada lunes. Sin embargo, huyó junto a sus padres son saber desde entonces su paradero.