Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un barco de la Guardia Civil durante la búsqueda de Tomás Gimeno y sus hijas en Tenerife / EP

El barco que busca a las niñas de Tenerife detecta "algo extraño" en el mar

El buque con sónar Ángeles Alvariño examina con más profundidad la zona considerada de mayor dificultad

3 min

El buque con sónar procedente de Vigo, Ángeles Alvariño, se sumó el pasado fin de semana al dispositivo de búsqueda del padre y las dos niñas desaparecidas en Tenerife el pasado 27 de abril. Solo unos días después, el barco ha detectado “algo extraño” en el suelo marino y seguirá examinando a fondo la zona.

Tras su llegada al puerto de Santa Cruz, durante la mañana del pasado domingo, el personal del barco mantuvo una reunión con los investigadores para coordinar las labores de búsqueda. Horas después, a las tres de la tarde hora canaria, el navío partió de la marina tinerfeña para iniciar las labores de rastreo que pretenden avanzar en la investigación.

Rastreo

El Ángeles Alvariño es propiedad del Instituto Español de Oceanografía y cuenta con un sistema de ecosonda multihaz de barrido lateral con capacidad de detectar cualquier objeto en un radio de 300 metros entre babor y estribor. A bordo del buque viaja también un robot subacuático con cámara que será empleado para la observación y grabación del suelo marino. El androide está diseñado para maniobrar a diferentes profundidades de hasta 2000 metros.

A través del sonar y el robot se está rastreando la orografía marina tinerfeña. Especialmente, la zona frente a la costa del puerto de Güímar, lugar en el que fue hallada la sillita de una de las menores y la lancha de Tomás. El área en el que fue registrada la señal del móvil de Gimeno por última vez, la madrugada del 28 de abril, también ha sido delimitada.

Con profundidad

Según RTVE, el buque ahora ha detectado “algo extraño” en el suelo marino y se ha tenido que parar y examinar con más profundidad el lugar. Sin embargo, algunos expertos aseguran que se trata de una zona difícil de escanear ya que es muy irregular y está llena de rocas que pueden ser confundidos con otras cosas. 

Con el robot marino del buque también examinarán de cerca los objetos que sean considerados sospechosos. Las operaciones del buque se alargarán hasta la próxima semana y se desarrollan durante las 24 horas del día.