Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Verónica Forqué y Samantha Hudson / RTVE

[VÍDEOS] Verónica Forqué pierde los papeles en 'Masterchef'

La chica Almodóvar se enfada con la mayoría de su compañeros en la prueba de equipos de 'Masterchef'

3 min

La cocina saca lo mejor y lo peor de cada uno. En el caso de Veronica Forqué este lunes ha sido el segundo caso. Y es que pese a ser la capitana del equipo rojo ha perdido absolutamente los papeles.

La actriz advirtió antes de empezar que a ella le “encanta mandar”. Así lo ha demostrado. El problema es que ha mandado y gritado mucho, pese a estar afónica. Y poco más.

Primera víctima

La primera víctima ha sido Eduardo Navarrete. No le ha dejado hablar en ningún momento. En más de una ocasión le ha repetido que se calle y se la visto muy molesta.

El punto álgido ha llegado cuando los chefs le han dado la potestad de poder dar el delantal negro y enviar a la prueba de eliminación a un miembro del equipo. Victoria Abril, capitana del equipo del azul no ha dudado en ponérselo a sí misma. La otra chica Almodóvar se lo ha puesto al diseñador.

Por los suelos

Al conocer que además eso suponía que lo apartaba de la cocina, ya le ha alegrado la vida. Eso sí, él no ha callado y le ha dicho que si no aporta nada que no moleste. Todo parecía ir más calmado, hasta que ha aparecido un problema. Miki no le ha puesto nada al azúcar.

El humorista se ha convertido entonces en la nueva víctima de la actriz. Le ha tirado los espárragos y ha mezclado los cocinados con los que no. Le ha recordado quién era la capitana y ha considerado que las advertencias que le daba él eran gritos.

Humor contra los nervios

El colaborador de Zapeando ha tratado de mantener el humor, pero Verónica ya estaba cruzada y no veía más que errores y fallos. “Yo soy la capitana”, recordaba. “No os han mandado nada”, les criticaba.

La misma Victoria Abril alucinaba con su amiga sin decir nada. Sonreía al ver cómo trataba a su equipo su compañera. La sangre no ha llegado al río y eso que incluso ha tirado toda una bandeja de comida a la basura. El equipo ha dejado que ella siguiera con su enfado sin entrar al trapo. Las redes arden con su actitud.