Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Luca Onestini y Cristina Porta en 'Secret Story' / MEDIASET

Triángulo amoroso en 'Secret Story': Luca y Cristina se besan y Emmy se siente traicionada

Los concursantes jugaron a 'beso, verdad o atrevimiento', cosa que hizo que las chispas saltasen entre las dos jóvenes

3 min

La isla de las tentaciones y Secret Story están ya casi al mismo nivel. En la casa de los secretos no solamente hay pruebas y misterios, sino que sus concursantes también han tenido tiempo para el amor. Si hace un par de noches Sandra y Julen protagonizaban el primer edredoning, ahora se ha formado una nueva pareja. O mejor dicho, un trío

El primer triángulo amoroso del concurso más misterioso de Mediaset lo han protagonizado Luca Onestini, Cristina y Emmy Russ. Desde que entraron al concurso, el italiano y la presentadora han sido inseparables, pero, a medida que han ido pasando los días, el hermano de Gianmarco se ha ido acercando más a la alemana. Tanto que el joven ha confesado que prefiere pasar tiempo con ella que no con la madrileña. 

Juego no tan atrevido

Pero, al parecer, esa no es la sensación que le dio a Emily tras el juego de anoche. Los concursantes jugaron a 'beso, verdad o atrevimiento' y, después de muchas confesiones calientes por parte del resto de participantes, Luca ha sido retado a besar a Cristina. Después de darle muchas vueltas al asunto, finalmente se ha lanzado, cosa que no ha gustado nada a la alemana. 

Las consecuencias de ese beso no han tardado en llegar y es que Emmy se ha negado a que Luca la bese, por lo que se ha limitado a hacerle un bailecito de lo más sexy. Poco después, la joven le ha confesado a Luis Rollán que le había sentado mal que Luca haya tenido ese acercamiento con Cristina. "Me dijo que me quería conocer más a mí que a Cristina, que yo le gustaba", ha comentado decepcionada Russ. 

Drástica decisión

La joven, que parecía que empezaba a tener sentimientos por Onestini, ha tomado una firme decisión al respecto: "Se acabó". Asegura que no quiere seguir con esos "jueguecitos", así que por mucho que le duela, va a alejarse del italiano. Una trama digna de La isla de las tentaciones