Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Shakira entra al mar con una tabla de surf bajo el brazo en Sitges /INSTAGRAM

Shakira se escapa a Sitges a hacer surf con dos amigos

La cantante aprovecha el temporal costero para disfrutado de una mañana encima de la tabla en la ensenada naturista de Balmins

3 min

Shakira lo ha vuelto a hacer. La cantante ha vuelto a demostrar este jueves que es ya una auténtica experta en erigirse sobre las olas. Junto a dos fornidos amigos --hasta ahora desconocidos-- la colombiana ha puesto rumbo hacia la coqueta localidad costera de Sitges para disfrutar de una mañana de surf. Una jornada de pura adrenalina que ha contado con una notable ausencia, la de Gerard Piqué.

No obstante, cabe destacar que esta no es la primera vez que la de Barranquilla visita el municipio barcelonés. De hecho, la última vez que se tiene constancia de que la artista se desplazó hasta la acogedora y naturista ensenada de Balmins fue el 16 de octubre de 2020, aunque antes ya lo había hecho en compañía del central del Barça y de sus dos retoños.

Un mar... 'rabioso'

Si bien en esta ocasión la autora del Waka-Waka sí que ha confesado que hacía varios meses que no se ponía encima de una tabla. Una circunstancia que no parece haberle importado demasiado en el momento de echarse a los dominios de Poseidón, aprovechando el fuerte temporal costero que se registra estos días en el litoral del Garraf.

Y es que el mar estos días está más rabioso que la propia canción de la colombiana. Prueba de esta marejada, la estrella de la música ha difundido un vídeo en el que se muestra enfundada en su traje de neopreno, al mismo tiempo que se pregunta si realmente es buena idea meterse en el agua junto a sus compañeros ante semejante oleaje. ¿Cómo te quedas?          

"Ayuno forzado"

Mucha atención porque a pesar de que, por el momento, no existen imágenes de la cantante con la tabla bajo sus pies, todo parece indicar que esta terna de intrépidos surfistas ha descargado las tablas de la furgoneta, vehículo utilizado para viajar a Sitges, para divertirse sobre las olas. Al menos, así lo confirma el texto que acompaña a la secuencia que ella mismo ha difundido a través de Instagram, cual aficionada más a este deporte. 

“Después de meses en ayuno forzado de surf, hoy fue como andar en bicicleta mientras las olas parecían llevarse mis problemas”, ha escrito Shak. Por ahora se desconoce cuáles habrían sido esos motivos que han obligado a este “ayuno forzado”, aunque, si hay algo que se puede afirmar, es que a esta mujer no hay quien la pare.