Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Rocío Flores / EP

Primeras palabras de Rocío Flores sobe la ruptura entre su padre y Marta Riesco

La colaboradora de 'El Programa de Ana Rosa' ha asegurado que su padre "no está bien" y que ella no tiene nada que ver en esta polémica

3 min

No se habla de otra cosa. La ruptura entre Marta Riesco y Antonio David Flores está haciendo correr verdaderos ríos de tinta. A falta de una explicación por parte del exguardia civil, su hija Rocío Flores ha sido la primera en pronunciarse acerca de esta inesperada separación. 

A pesar de que prefiere reservar su opinión para cuando mañana acuda como colaboradora a El Programa de Ana Rosa, Ro ha acudido este mediodía a un centro de estética para hacerse las uñas y ha desvelado cómo se encuentra su padre: "No está bien".

Todos afectados por la separación

La joven confirma que estuvo ayer con él en la procesión del Cristo de los Gitanos por Semana Santa, en Málaga, pero que no han hablado del tema. De hecho, ha sido la única muestra pública que ha hecho Antoniodá desde que su ex le dejase en pleno directo. 

Paralelamente, la periodista más madrugadora de Telecinco ha tomado una drástica decisión: abandonar las redes sociales por su salud mental a raíz de esta traumática ruptura y toda la exposición mediática que eso le ha conllevado. Una noticia sobe la que Ro no tenía ni idea, pero que no ha dudado en pronunciarse: "Es una situación bastante complicada y al final nadie lo pasa nada bien".

Incipiente amistad entre Ro y Marta

La propia protagonista desveló que la influencer la había llamado para ayudarla y consolarla al conocer su situación de separarse. "Sí, he estado en contacto con ella", ha confesado, además de negar tajantemente que tenga algo que ver "con nada de esto. Yo no tengo ni idea" de qué ha pasado ni por qué.

Pero, ¿se pondrá en contacto con Marta en los próximos días para interesarse por su estado de salud ahora que parece que han retomado su buena relación?: "Pasito a pasito que las cosas de palacio van despacio", ha respondido ella. Una delicada situación que seguro que no es de buen gusto para ninguno de ellos.